Muere Manolo Santander Kichi: "Se ha ido con un primer premio y transmutado en cangrejo moro"

  • El alcalde de Cádiz resalta que "el Carnaval va a echar mucho de menos" a Manolo Santander

El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', y la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla, salen del tanatorio de Servisa. El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', y la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla, salen del tanatorio de Servisa.

El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', y la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla, salen del tanatorio de Servisa. / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 1

El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, ha utilizado la última chirigota de Manolo Santander, 'La maldición de la lapa negra', para recordar en el día de su sepelio la figura del chirigotero viñero. "Se ha ido con un primer premio y transmutado en un cangrejo moro, que más de Cádiz y de La Caleta no se puede ser", aseguró el primer edil.

González ha acudido al tanatorio de Servisa, lugar en donde se ha celebrado esta mañana la misa de responso por el alma de Manolo Santander, junto a la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla; y el concejal de Presidencia, David Navarro; para despedirse del chirigotero. De él, Kichi comentó que "el Carnaval lo va a echar mucho de menos" y resaltó que mantuvo durante su trayectoria "el sabor añejo y puro de lo que nosotros entendemos como chirigota". "No lo vamos a olvidar como persona, fue un gaditano de los buenos", remató.

Por su parte, la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla, señaló sobre la muerte de Manolo Santander que "es una pérdida irrecuperable para la ciudad y para el Carnaval no solo como creador, sino también por la persona que era. Aquí nos estamos dando cuenta una vez más del cariño que se le tenía".

De la trayectoria de Manolo Santander, se queda por lo que le toca en lo personal con "un pasodoble de 'Los destripadores de la calle Londres' que dedicaba al emigrante que se tuvo que ir fuera porque aquí no encontraba trabajo y echaba de menos a su tierra. A mí me pilló estando trabajando en Indonesia y me ha acompañado siempre. Ese soniquete me acompañó durante todos los años que estuve en el extranjero".

Respecto a la incidencia que va a tener en el Carnaval todas las pérdidas que se han producido en este año, Cazalilla reconoció que "va a ser un año muy duro porque además se esperan una serie de homenajes pertinentes, que, como es lógico, haremos tanto por la parte institucional como las propias agrupaciones en el Concurso. Va a ser duro porque se va a recordar ese dolor por los que se han ido. Confío en que no se vuelva a repetir la mala suerte que hemos tenido este año a nivel de Concurso y de ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios