Chirigota

Los destripadores de la calle Londres

Localidad: Cádiz

Letra: Manuel Santander Cahué y Antonio Martín García

Música: Antonio Martín García y Manuel Santander Cahué

Dirección: Francisco Javier Rodríguez Caballero

En 2013: No concursaron

El tipo. Entre Jack el destripador y un pescadero de la Plaza. 

Las coplas. Este pasodoble que nos trae y nos lleva, que nos raja la barriga de arriba abajo con su pellizquito y su duende. Pasodoble que se te pega a la piel, al paladar cuando lo saboreas... Este pasodoble que nos encanta y nos engancha encuentra en su primera letra a los obreros desengañados con sus representantes. Obreros que se pusieron "la corbata" y se convirtieron en ladrones. Obreros que traicionaron a obreros y que se han montado "un imperio" con "la lucha y el sudor" de muchos compañeros a los que les de vergüenza que te llames a ti mismo "obrero". En la siguiente letra un alcalde es lo mismo que un torero, "si no sabe retirarse sirve de cachondeo". Ellos hablan de una alcaldesa eterna que se mete en cada lío "que es la parodia nacional". Una alcaldesa que está chocheando y no escucha a su pueblo ni entiende que las nuevas tecnologías no son sólo para gente de bien. Una historia ésta loca, para reír, "pero tú te quieres morir cuando esta alcaldesa es la tuya", rematan. Después de este subidón pues, como le ha pasado a alguna que otra agrupación, pinchan un poco en los cuplés. En el primero a la ciclogénesis todo en Cádiz se vuelve muy frío, han visto en La Caleta "coñetas con rebequita", y en su casa, en su salón, ha puesto los congelados en el sofá en hilera como si fueran los Reyes. El siguiente a Manolo Escobar tambió es muy allá. El popurrí vuelve a remontar el repertorio.

 

EN CUARTOS

Las coplas. Rajando barrigas y haciendo a Rajoy al horno ("que no tiene pringue, tiene cocoroco") si cuadra, "no, si al final va a estar bueno y tó"... Así llegan los psicópatas del humor, los asesinos en serie del aburrimiento con una presentación que nos va metiendo en materia y con un popurrí que termina por convercernos con las cuartetas de Chicote, de la mosca que lo sigue, con la obsesión de su mujer por la limpieza... Pasodobles rotundos. En el primero, las colas para comprar las entradas del Falla no son motivo de vergüenza para "el señorío" de la trimilenaria. La cola en la que "nadie quiere estar" y la que "nadie quiere ver" es esa cola, esas colas, cada vez más nutridas de personas que necesitan de la caridad. Esas son las colas que hay que maldecir. Y amén. La nostalgia, la rabia y la frustración de un gaditano que vive en Alemania donde está trabajando nos llegan directamente al corazón en el segundo pasodoble donde el hombre sueña con esos pequeños placeres de Cádiz... En los cuplés, el repertorio cae un poco, sobre todo con el primero a los programas de cocina y la crisis, ellos preparan "un migote con el agua de las tortugas". Tú sabes... En el segundo, mejor, se inventan un nuevo mote para la alcaldesa (vulgo la rubia). Como "no cambia de peinado" y tiene "ese vaivén estrafalario", la llaman, "la Carapalio".

EN PRELIMINARES

Las coplas. "Rajando barrigas y tripas". Estos psicópatas del 3x4 se presentan con algunos toquecitos. A ese 3x4 homenajean en los pasodobles con un soniquete precioso, clásico, marca de la casa, realmente (¿ya se nos había olvidado que siempre fue así?) lo mejor de su propuesta. Primera letra a su vuelta, muy emocionante, y segunda pieza crítica a los jóvenes que detuvo la policía en los disturbios del puente, aprovechando para darle un buen repaso a la justicia. Un mal primer cuplé deja paso a otro simpático sobre el mal olor, el miedo  y que culmina con toque para la chirigota de Remolino. El popurrí tiene cositas muy simpáticas y otras que menos. A lo mejor me está pudiendo la nostalgia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios