baloncesto mundial femenino

El triple amenaza el debut

  • España se estrena en 'su' Mundial ante la peligrosa Japón, que lo fía todo al lanzamiento exterior

  • Torrens y Silvia Domínguez están ya recuperadas

Las jugadoras de la selección española, entre ellas la roteña Bea Sánchez, durante el entrenamiento en Tenerife previo al estreno en el Mundial. Las jugadoras de la selección española, entre ellas la roteña Bea Sánchez, durante el entrenamiento en Tenerife previo al estreno en el Mundial.

Las jugadoras de la selección española, entre ellas la roteña Bea Sánchez, durante el entrenamiento en Tenerife previo al estreno en el Mundial. / cristóbal garcía / efe

La selección española femenina, con la roteña Bea Sánchez en sus filas, debuta hoy en el Mundial de baloncesto ante Japón (21:00), un equipo con el que ya se ha medido tres veces en la preparación con tres victorias casi en el último segundo y por la mínima, y en la que el acierto desde el triple de las niponas es la gran amenaza.

Japón es un conjunto atípico en su juego para lo que se estila en Europa y América. Tienen el tiro de tres punto como religión y la velocidad como profeta, por lo que se convierte en un equipo muy complicado de defender.

En palabras del seleccionador español, Lucas Mondelo, "es un equipo pequeño con un juego totalmente adaptado al físico que tiene". "Cuenta con un juego automatizado al extremo, aunque por eso demasiado encorsetado", añadió el técnico.

Por ahí es por donde atacará España, por la pintura, jugando balones interiores todas las veces quepueda y tratando de bajar el porcentaje de lanzamientos de tres con una defensa estoica y más atenta de lo habitual, porque Japón en transición es muy difícil de parar.

Es un debut más que complicado para la anfitriona, por mucho que se le haya vencido en los tres encuentros de preparación. Los dos primeros, en el mes de julio, fueron por 87-81 y 84-83. Hace una semana, ya en Tenerife, fue necesaria una prórroga y un poco de suerte.

"Estamos muy igualados", reconoció Mondelo, que apuntó que "hay que ganar como sea" para cimentar los planes del equipo, que pasan por intentar ser primero de grupo y ahorrarse el siempre traicionero cruce para conseguir una plaza en cuartos de final.

España llega con Alba Torrens y Silvia Domínguez recién recuperadas de sus lesiones y por tanto con mucho margen de mejora conforme vaya avanzando el campeonato. Y con el resto de la plantilla, también con algunos pequeños problemas, muy enchufado.

El estreno de cualquier competición, más en un Mundial, siempre es complicado por los nervios, el nivel de arbitraje al que hay que adaptarse y la responsabilidad, que en el caso de España es máxima por jugar en casa.

Campeonas de Europa y subcampeonas olímpicas y mundiales, las españolas atesoran cinco medallas consecutivas en las últimas cinco citas internacionales. Ahora, en casa, las jugadoras de Mondelo quieren colgarse la sexta, pero todo puede pasar por ganar primero a Japón y a su amenaza desde el triple.

Respecto a los favoritismos, Mondelo fue claro. "Siempre tenemos que ir al cien por cien en cada partido. La única favorita es Estados Unidos y FIBA afirma que la segunda favorita es Australia. Después están España, Francia, Canadá... No podemos pensar en Estados Unidos, ya que tenemos primero a Japón, que en los tres partidos de preparación les ganamos de seis puntos, de uno y en la prórroga", recordó, sin obviar que el objetivo de la selección es "estar entre los cuatro mejores del Mundial, que ya es la leche". "Si llegamos ahí ya da lo mismo el rival y el cansancio", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios