Fútbol | Segunda División B

Un sábado de pasiones en San Fernando

  • El equipo isleño recibe al Recreativo Granada con 5.000 espectadores en las gradas.

José Pérez Herrera conversa en un entrenamiento con Pau Franch y Colo. José Pérez Herrera conversa en un entrenamiento con Pau Franch y Colo.

José Pérez Herrera conversa en un entrenamiento con Pau Franch y Colo. / J.A.

Llega la semana más esperada en La Isla. Esa que mezcla primavera con pasión, azahar con incienso y donde San Fernando se viste con sus mejores galas para celebrar la Semana Mayor, la Semana Santa.

Y el San Fernando CD afronta una de las seis finales que le restan para lograr lo impensable, disputar unos play off de ascenso a Segunda División A. Los de José Pérez Herrera también se vestirán con sus mejores galas para estar ante los suyos, para ver cómo su estadio registra la mejor entrada de la temporada y para responder a la iniciativa de la junta directiva con una victoria, esa que les permita seguir entre los mejores del grupo, lugar que no han abandonado, prácticamente, desde que dio inicio el campeonato liguero.

Por ello, hoy es un sábado, pero no un sábado cualquiera. Es un Sábado de Pasión, de ilusión, de compromiso y de fe en lograr algo que, sin duda alguna, no pasaba por la cabeza del más forofo de los aficionados cuando la campaña 2018/19 daba su pistoletazo de salida.

Aun así, la humildad y la paciencia son notas predominantes en un equipo que afronta el encuentro con las mismas trazas con las que ha trabajado durante todo el año; es decir, conocedor de que para ganar cualquier partido tiene que hacer un esfuerzo extra más que el rival y consciente de que, sin darlo todo, cualquier rival es capaz de romper las ilusiones con que cuenta un conjunto que el pasado domingo, con su victoria en La Línea, llenó el tarro de las mismas.

Pero enfrente tendrá un rival herido, en una complicada situación y con los dramáticos tintes de verse en los puestos que le pueden llevar de cabeza a la Tercera División. Por eso, el Recreativo Granada llegará a La Isla para romper la pasión con una victoria que sería sorprendente a todas luces.

José Pérez Herrera y sus pupilos no se fían del lugar de la tabla que ocupa actualmente el equipo granadino, porque eso le daría al rival un plus que a la postre podría ser peligroso, léase Malagueño o hace 15 días Talavera. Por ese motivo, el mensaje del cuadro azulino es de motivación, ilusión y ganas, pero comedido y con la cabeza puesta en un partido que será, al igual que los cinco que resten cuando finalice este, una final.

En el aspecto deportivo, el técnico jerezano, por tercera semana consecutiva, sigue teniendo a todos sus efectivos disponibles. Eso hace factible que por tercera jornada seguida el entrenador del equipo azulino pueda poner en liza el mismo once que cayó ante el Talavera en el Iberoamericano y que ganó a la Balona, aunque Pérez Herrera es, todas las semanas, una caja de sorpresas.

Cabe señalar que está confirmada la presencia de muchos aficionados en las gradas, debido a la promoción que ha realizado el club isleño con talonarios de entradas a un módico precio con los que se han retirado algo más de 3.500 localidades, lo que unido a los 1.800 espectadores que con normalidad acuden a los partidos del Iberoamericano, la previsión de una buena temperatura y la no coincidencia con el Domingo de Ramos, situación que restaría mucho público, permite pronosticar que el estadio isleño registrará la mejor entrada de la temporada con mucha diferencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios