Fútbol | Tercera RFEF

La lucha no es suficiente para el Conil, que pierde 3-0

  • Los de Juan Reyes, de menos a más, caen en Chapín frente al histórico Xerez CD

Kiko (dorsal 16) y Gonzalo se acercan al xerecista Migue.

Kiko (dorsal 16) y Gonzalo se acercan al xerecista Migue. / M.A. González

El Xerez CD mantiene su velocidad de crucero y suma y sigue. Ha encadenado su tercer triunfo seguido al derrotar por 3-0 en su regreso a Chapín a un Conil peleón, que fue de menos a más y que en el inicio del segundo tiempo hizo sufrir a los  azulinos. Un golazo de Juanito en el primer cuarto de hora, otro de Lucas Correa cuando peor lo pasaba su equipo (70') y otro de Rubén Jurado de penalti sellaron un trabajado triunfo. Los xerecistas duermen terceros con 26 puntos después de los resultados de una jornada en la que los de arriba no han fallado. El Conil se queda con 14 puntos.

Emilio Fajardo tiene pensado realizar rotaciones en una semana de tres encuentros, pero en Chapín no se reservó nada y frente a los amarillos apostó por su once de gala, con todos los 'jugones' sobre el verde. Con Marc Vito en la portería, en defensa salieron los habituales Cancelo, Lucas Correa, Rodri y León, con Adri Rodríguez y Álex Colorado en la medular, Joselillo y Juanito abiertos a banda, Migue García por dentro y Rubén Jurado como referente.

Los azulinos entraron al partido con la lección aprendida y con ganas de abrir la lata cuanto antes. Con presión e intensidad, pusieron en apuros a un rival al que le costaba achicar el agua. A los seis minutos, Adri Rodríguez acarició el gol con un buen disparo desde la frontal del área que tocó en un defensa y se marchó a saque de esquina, y luego, un lanzamiento de Migue García no entró porque se estrelló en un compañero.

Golazo de Juanito y lesión de Migue

de tanto insistir y persistir emergió la figura de Juanito para demostrar su calidad a los 13 minutos. El coriano se sacó de la chistera un zapatazo con la zurda ante el que nada pudo hacer el exazulino Fran Sánchez. La locura se desató en Chapín con el 1-0.

Los azulinos mantenían el domino y a la media hora, una bonita acción entre Juanito y Migue García no terminó en gol de milagro. El remate del astigitano se le marchó algo cruzado. Y en esa jugada, el centrocampista se lesionó y pidió el cambio. Sin tiempo para calentar, tuvo que salir Juanca.

En la recta final del primer tiempo, el Conil se estiró. A los 39 minutos, Juanito Bazo tuvo la opción más clara para su equipo. Se quedó solo ante Marc Vito y lanzó al muñeco. Su flojo disparo acabó en las manos del portero azulino. Antes de que los jugadores se marcharan al vestuario, los amarillos aún tuvieron una buena opción más, pero la desaprovecharon. Un falta en la corona del área de Juanca la mandó a las nubes Manu Heredia.

Apuros en el inicio del 2º acto

El descanso no sentó nada bien al Deportivo y el Conil no puso las tablas de milagro. A los pocos segundos de la reanudación, Heredia mandó un balón a la cruceta desde la frontal y la jugada terminó en saque de esquina. Y en esa segunda acción fue Quintana el jugador que estrelló otro tiro en el poste.

Los xerecistas pasaban más apuros de los deseados y Javi Gómez casi aprovecha también el desconcierto inicial. Al Deportivo le costaba reponerse, pero no le perdía de vista la meta de Fran, mientras su rival tampoco renunciaba al empate. A los 62 minutos, Orihuela, que acababa de saltar al verde en lugar de Javi Gómez, casi sorprende a Marc Vito con un lanzamiento duro desde la frontal. El meta azulino atajó el balón y lo repelió como pudo.

Giro en cinco minutos

El conjunto azulino estaba totalmente atascado, sin fluidez y sin generar ante un rival incómodo y rocoso, al que era complicado superar. Fajardo estaba a punto de realizar un doble cambio y justo en ese momento su equipo hizo saltar la banca a balón parado. Lucas Correa anotó de cabeza tras un saque de esquina botado por Juanito. 2-0 (70') cuando peor lo pasaba su equipo.

El Conil acusó el golpe y en el 74', el colegiado no dudó en señalar pena máxima de Kiko Ramos sobre Rubén Jurado, que el mismo ariete convirtió después de tener sus más y sus menos con Álex Colorado, que también quiso lanzar el penalti. El atacante superó a Fran con un disparo duro al centro.

Ahí se acabó el encuentro. El Deportivo ya no tuvo más sobresaltos y aún pudo aumentar su ventaja en un par de llegadas caras. Justa y trabajada victoria, pero abultada si se tiene en cuenta que el Conil perdonó.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios