Triatlón cross Los gaditanos brillan en el Mundial de Hawái

  • El asidonense Pepe Candón completa el durísimo recorrido pese a su deficiencia visual y el isleño Miguel Pérez ocupa una destacada 13ª plaza entre los 48 de su categoría. 

Miguel Pérez, isleño de adopción, celebra en Hawái su excelente puesto. Miguel Pérez, isleño de adopción, celebra en Hawái su excelente puesto.

Miguel Pérez, isleño de adopción, celebra en Hawái su excelente puesto.

Los gaditanos que compitieron en el Campeonato del Mundo Xterra de triatlón cross brillaron con luz propia en esta prueba de enorme dureza que tuvo como escenario Maui, una de las islas que componen el archipiélago de las Hawái.

A la gesta del asidonense y deficiente visual José Manuel Candón, que cubrió el recorrido de manera completa pese a su discapacidad haciendo tándem con su guía, el chiclanero Jonathan Macías, hay que añadir el gran papel realizado por el isleño de adopción Miguel Pérez Cerro, que terminó ocupando la 13ª posición entre los 48 inscritos en su grupo de edad (55 a 59 años), de los cuales fueron 40 los que no abandonaron y cruzaron la línea de meta.

Candón gozará de la condición de campeón mundial de esta especialidad en una categoría en la que él y su guía fueron los únicos valientes que se atrevieron con una prueba repleta de dificultades por su orografía y mútiples obstáculos. Pese a ello, el deportista de Medina afincado en Chiclana cubrió los 1.500 metros de natación, 32 kilómetros de bici por caminos casi intransitables y 10 kilómetros de carrera a pie no menos complicados.

Miguel Pérez, ambicioso donde los haya, se quedó muy cerca del reto que se había marcado de entrar en el top 10 de su categoría. Con un tiempo total de 4 horas, 58 minutos y 41 segundos, se quedó a poco más de 6 minutos del 10º clasificado, que fue Cristian Castro con 4h52:10. Hizo el mejor tiempo de todos los competidores de su categoría en el sector de carrera a pie, un tramo final en el que apretó de lo lindo para ir ganando posiciones.

Pérez Cerro, que trabaja en el Instituto Hidrográfico de la capital gaditana, explica así la experiencia vivida: "Ha sido la prueba de triatlón más dura y extrema a la que me he enfrentado, debido a varios motivos: condiciones de la mar con unas olas grandísimas, un sector de MTB repleto de barro y fango, y lo mismo del sector de carrera a pie, que era todo un lodazal... Lo fundamental era llegar a meta íntegro porque en un circuito como este el factor suerte se convierte en tu principal aliado o enemigo. Me hallo muy satisfecho con mi participación porque fui al límite en cada metro y en cada momento de la prueba".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios