Juan lebrón Chincoa. Jugador de pádel

"Con el apoyo de la afición de aquí se puede con todo"

  • El portuense vuelve a actuar en La Isla después del gran partido que brindó en 2014 "Se trata de un torneo especial, estoy en casa"

El gaditano Juan Lebrón Chincoa (El Puerto, 1995) se presenta por segundo año consecutivo en el Open de San Fernando del World Padel Tour con la ilusión de hacer algo grande en su tierra. A sus 20 años recién cumplidos, el número 65 del ranking afrontará la cita con nueva pareja, el brasileño Marcello Jardim -30º-, junto al que ya debutó en la prueba inaugural del Circuito, en Barcelona, cayendo en el primer partido del cuadro principal después de adjudicarse el set inicial.

Lebrón guarda un gratísimo recuerdo de su paso por La Isla en 2014. Entonces, tras acceder a las rondas definitivas desde la fase previa, se despidió contra Carlos Daniel Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez, a la postre finalistas, después de firmar un extraordinario encuentro e incluso llegar a empatar tras la segunda manga. Ahora el horizonte aparece algo más despejado. El portuense y Jardim, que como pareja ocupan el puesto 23º del ranking del World Tour, tendrán enfrente a Eduard Bainad y Rubén Rivera, que son los 19º. Las fuerzas, a priori, se hallan más equilibradas.

"La motivación es muy grande, se trata de un torneo especial porque estoy en casa y voy a darlo todo", reconoce Juan Lebrón, quien advierte que "con el apoyo de la afición se puede con todo; no hay que tirar nada ni dar nada por perdido, sea quien sea el rival".

Preguntado por sus sensaciones con su nueva pareja, no sólo de cara a la cita en Bahía Sur sino pensando en toda la temporada, el jugador de El Puerto de Santa María apunta que "con Marcello todo va bien, estamos muy contentos, con ganas", y se apresura a restar importancia a la derrota encajada en Barcelona en el primer cruce: "Pese a caer pronto sacamos conclusiones positivas; ganamos el primer set y ellos completaron un gran partido". "A este nivel deciden mínimos detalles", recuerda.

Bainad y Rivera, sus adversarios en el estreno de mañana, no son ni mucho menos un obstáculo insalvable. "Es la primera vez que nos vamos a enfrentar a ellos y seguro que será un partido duro, como sucede con todas las parejas", afirma, si bien admite que "a priori las fuerzas parecen equilibradas". Ni siquiera se lamenta por actuar en el primer turno del programa matinal, a las 9:30. "La hora me da igual, no creo que sea ninguna excusa", señala.

Juan Lebrón quiere seguir creciendo en el Circuito del World Padel Tour. Lejos de verse a sí mismo más como una realidad que como una promesa, prefiere centrarse simplemente en el presente, en el juego, en el día a día. "No me veo como nada, ni como referencia ni como nada de cara al futuro. La verdad, todo eso me da igual", sentencia. Sentido práctico, desde luego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios