Fútbol | Segunda División B El San Fernando prepara el derbi ante el Cádiz B con intensidad e ilusión

  • Los azulinos pasan página tras encajar con el Sevilla Atlético la primera derrota y se centran en la visita a El Rosal

Sandro Toscano, con Pedro Ríos al fondo, llevará las manecillas del San Fernando en El Rosal. Sandro Toscano, con Pedro Ríos al fondo, llevará las manecillas del San Fernando en El Rosal.

Sandro Toscano, con Pedro Ríos al fondo, llevará las manecillas del San Fernando en El Rosal. / Román Ríos

La plantilla del San Fernando ya prepara con intensidad el derbi que disputará el domingo, a partir de las cinco de la tarde en El Rosal, ante el Cádiz B. El técnico del conjunto de La Isla, Tito García Sanjuán, decidió dar un prolongado descanso a sus jugadores tras el partido del pasado domingo ante el Sevilla Atlético y la plantilla tuvo el lunes, el martes y la mañana del miércoles de asueto para que, principalmente los que están lejos de su familia, pudiesen desplazarse hasta sus respectivas localidades y pasar esos casi tres días de descanso.

Pero el miércoles por la tarde el conjunto azulino volvió al trabajo para realizar una sesión preparatoria en las instalaciones de Costa Ballena, hasta donde se desplaza con habitualidad. En el mismo lugar fue este jueves donde el plantel del cuadro de La Isla realizó su trabajo aunque en la este viernes será en El Fontanal donde se continúe preparando el partido ante el filial cadista.

En la primera sesión preparatoria del miércoles, aún coleaba la derrota ante el Sevilla Atlético y se comentaba, con amargura, las decisiones arbitrales que le impidieron al equipo isleño el conseguir estar una jornada más imbatido, aunque el cuerpo técnico se encargó, con rapidez, de hacer olvidar lo ocurrido sobre el Iberoamericano y centrarse sólo y exclusivamente en el complicado partido que se tendrá que afrontar en el campo que lleva el nombre de un ex entrenador del San Fernando, Ramón Blanco.

Cabe destacar que la plantilla azulina entrenó con normalidad y que el técnico isleño podrá contar con todos sus efectivos para el choque a excepción del cedido David Toro, por la conocida cláusula del miedo. Sin duda alguna una baja importante porque el delantero estaba comenzando a entrar en los planes y, tras su hat trick ante el Arroyo, contó con su oportunidad el pasado domingo en el gol anulado injustamente.

También se anunciaba este jueves que el Cádiz ha aumentado hasta 450 las entradas para los aficionados azulinos que están llegando hasta la sede del club isleño para retirarlas y acudir, de esta forma, a un derbi en el que los isleños pretenden continuar, una semana más comandando la clasificación del grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios