DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Segunda División B

Rubén Gálvez, todo un caramelo

  • El portero onubense finaliza contrato en el San Fernando, equipo con el que ha brillado esta campaña y que pretende su renovación, y es objeto de deseo de media categoría

Rubén Gálvez, atento a un disparo de Isi Ros durante la visita del San Fernando a Huelva. Rubén Gálvez, atento a un disparo de Isi Ros durante la visita del San Fernando a Huelva.

Rubén Gálvez, atento a un disparo de Isi Ros durante la visita del San Fernando a Huelva. / ALBERTO DOMÍNGUEZ

Rubén Gálvez ha sido uno de los porteros destacados en el grupo IV de Segunda B. El meta natural de Aracena ha sido pieza fundamental en el San Fernando CD, que ha terminado la Liga en 6ª posición con 44 puntos, a tres del Yeclano (4º), que jugará las eliminatorias de ascenso.

En la campaña 2015-16 fue titular con el Recreativo de Huelva, jugando 35 partidos (3.150 minutos); al año siguiente de nuevo fue uno de los fijos, con 30 encuentros (2.656 minutos), y en la 2017-18 le tocó vivir un año duro en el que no jugó ningún minuto.

Abandonó el Decano y se marchó al San Fernando. En su primer año en el cuadro isleño jugó 35 partidos (3.130 minutos), y esta campaña, 27 (todos titular), con 2.430 minutos, encajando 25 goles, sólo superado por el líder, Cartagena (19), el segundo Marbella (20) y el tercero Badajoz (21). Está en uno de sus mejores momentos de su carrera y acaba de cumplir cumplió 27 años.

"El confinamiento lo estoy pasando en San Fernando pero con ganas de llegar al pueblo; estoy bien, dentro de lo que cabe, porque soy una persona tranquila", asegura el cancerbero.

Termina contrato el 30 de junio y no sabe dónde jugará la próxima temporada pero sí sabe lo que le gustaría. "Hablé con mi representante y le dije que hasta que no pase todo esto y se aclare la situación no quería saber nada; él me ha dicho que hay varios clubes interesados en mi y el San Fernando también quiere que renueve, pero por ahora no escucho ofertas". ¿Es el Recreativo uno de los interesados? "Hay varios del grupo IV, y hasta ahí puedo decir", responde con buen humor. "En mi carta de despedida dije que ojalá mi marcha del club fuese un hasta luego. Huelva es mi casa y claro que me gustaría volver en un futuro, no sé si será próximo o lejano", añade.

Rubén se ha ganado ya un estatus y está en un gran momento, por lo que irá a un equipo en el que tenga protagonismo. "Donde vaya no voy a pedir ser titular; quiero entrar en un proyecto que ilusione e intentar ponérselo difícil al entrenador a la hora de elegir".

El San Fernando ha sido uno de los equipos perjudicados por la decisión de la Federación de no reanudar la Liga, ya que marchaba sexto, a tres puntos del play-off de ascenso. "La Federación ha querido quedar bien con el mayor número posible de equipos y no desciende nadie y a los de arriba les da el play-off. Si hubiera seguridad se tendría que haber jugado lo que resta, pero también entiendo que es una situación complicada, pero te chafa porque teníamos mucha ilusión. En lo personal me he sentido muy a gusto en el equipo y contento por el nivel mostrado y por ayudar", asegura.

¿Se siente más valorado en San Fernando que en el Recreativo? "En el último año hubo alguna injusticia, pero en Huelva me he sentido querido; y cuando llegué aquí me sentí valorado desde el primer minuto, tanto por el club como por los compañeros y por la afición".

La creación de la Segunda B Pro le genera dudas. "Hablo con los compañeros y la próxima campaña casi será más importante entrar en la nueva categoría que en los play-off. Está el peligro de que se convierta en una liga de filiales; y si desciendes la próxima temporada será como bajar dos categorías. Si la Segunda B es un pozo, lo será más todavía, aunque también entiendo que se busque una mayor profesionalización".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios