Deportes

Hummels, decisivo en ataque y en defensa

Se perdió los octavos de final por una gripe, pero Mats Hummels volvió ayer ante Francia con el traje de héroe: su cabezazo definió un partido parejo entre campeones y metió a Alemania en semifinales del Mundial de Brasil.

"Es un nuevo sueño que cumplimos", celebró el defensor del Borussia Dortmund tras el 0-1 en el mítico Maracaná, a donde Alemania quiere volver para la final el 13 de julio. "Espero que nuestro camino no haya terminado", añadió.

Hummels volvió a ser una vía alternativa al gol en una Alemania a la que no le faltan recursos ofensivos. Pero su tanto no fue casualidad. Al igual que el primero que hizo en Brasil, en el 4-0 a Portugal en el debut, Hummels volvió a marcar de cabeza. Y otra vez el centro fue de Kroos. La subida del defensor es una jugada cuidadosamente estudiada por Löw.

"Maaaaaaaaaaaaaats", celebró en Twitter desde Alemania un eufórico Marco Reus, compañero de Hummels en el Dortmund y gran baja en el plantel germano en el Mundial por una lesión a último momento. Hummels contó que había cumplido "un sueño de niño" con su primer gol en el Mundial. El defensor de 25 años tuvo un camino duro a Brasil y como muchos de sus compañeros luchó para recuperarse de una lesión previa al torneo.

Como repitiendo la historia, también al encuentro con Francia llegó recuperado con lo justo. Una gripe lo obligó a ser baja en los octavos de final con Argelia. Y otra vez celebró su regreso a la cancha con un gol. Elegido jugador del partido, Hummels hizo un despliegue físico sin fisuras.

Pero el defensor terminó visiblemente golpeado por el esfuerzo y por el calor en Río. "Me sentí agotado relativamente rápido", admitió después de la victoria. Y es que su aporte al triunfo no se limitó al gol. También en defensa encajó a la perfección con un Lahm al que Löw devolvió su puesto natural de defensor y cerró las acometidas de Benzema y Griezmann.

Con su cuarto gol -todos de cabeza- en 34 partidos como internacional, Hummels se convirtió en el inesperado héroe de Alemania. Pero el defensor sabe que lo único que cuenta es el título. "Un partido puede cambiarlo todo relativamente rápido", advirtió evitando cualquier euforia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios