Fútbol | Fase de ascenso a Segunda B

Cádiz B, saca fuerzas de donde puedas

  • Los jugadores fijos del filial llegan al momento clave del año con una gran carga de minutos.

  • El encuentro de vuelta contra el Numancia B será el domingo a las 12:00 horas en El Rosal.

De izquierda a derecha: Duarte, Peter, Saturday, Jordi Tur y Moi, titulares en Soria. De izquierda a derecha: Duarte, Peter, Saturday, Jordi Tur y Moi, titulares en Soria.

De izquierda a derecha: Duarte, Peter, Saturday, Jordi Tur y Moi, titulares en Soria. / CÁDIZ CF

Comentarios 0

Camino del ecuador del mes de junio y las fuerzas están ya justas. El Cádiz B y el Numancia B, que el próximo domingo (12:00 horas, en el campo Ramón Blanco, en El Rosal) disputarán el partido de vuelta de la segunda eliminatoria, llegan a un momento crucial de la fase de ascenso con el deposito de gasolina medio vacío. Los dos filiales tienen la similitud de que sus entrenadores han cargado sobre once o doce jugadores la mayoría de minutos, lo que ahora puede ser un problema con la alta temperatura y después de once meses de trabajo intenso.

Para el Cádiz B no sólo vale la labor de un bloque y la calidad individual cuando las fuerzas son las que son. Si el cuerpo no está fresco, la cabeza responde de manera inadecuada y eso se traduce luego de forma negativa sobre el terreno de juego. Los dos conjuntos que se ven las caras en la segunda eliminatoria son plantillas que no tienen futbolistas veteranos, pero eso no es óbice para que sobre las piernas de muchas promesas pesen los minutos.

Una comparativa entre ambas escuadras saca a relucir esta realidad. Entre los once preferidos por Juanma Pavón, entrenador del filial gaditano, hay seis jugadores que superan los 3.000 minutos de juego. Son los casos del portero Cristian Arco (3.492), los defensas Moi (3.635), Saturday (3.095) y Braganza (3.510), el centrocampista Javi Duarte (3.469) y el mediapunta Jordi Tur (3.067). Pero es que los otros cinco jugadores presentan números de participación a tener muy en cuenta; Sergio González (2.951), Seth Vega (2.745), Peter (2.657), Cubero (2.523) y Javi Pérez (2.374). A partir de aquí y salvo Javi Navarro (2.013), habitualmente el primer cambio en acceder al terreno de juego, la diferencia con otros canteranos empieza a ser evidente, de ahí a la elevada carga de minutos de esos once o doce yogurines mencionados anteriormente. En esa segunda lista aparecen Iván Robles (1.696), Chapela (1.356) y Pekes (1.196). Más abajo y ampliando esa distancia se encuentran David Hinojosa (954), Leomar Pinto (773), Miguel García (630) -sufrió una grave lesión al inicio de temporada-, Javi Moreno (572), Álex Carmona (468), José Antonio Franco (462) y Allala (90). Abajo del todo están los juveniles y balonistas que, en ocasiones, han jugado con el filial, casos de Fran Paúl y Amin.

Estas cifras pueden guardar relación con los problemas físicos que vienen afectando a algunos futbolistas en las últimas fechas. Saturday ya no jugó el choque de vuelta contra el Osasuna B por cuestiones físicas, mientras que en ese partido se retiró lesionado en la primera parte Cubero. Una semana después, el pasado domingo en Soria, fue Braganza el que aguardó en el banquillo para que Cubero hiciera las veces de lateral izquierdo. Y es que Braganza estaba muscularmente con precauciones que no recomendaban su participación. Esas dolencias, musculares en su mayoría, llegan en el momento el que hay más en juego en esta fase de la temporada.

Algo similar le ocurre al Numancia B, también con seis jugadores por encima de los 3.000 minutos de juego, y otros cinco con cifras importantes. El duelo de vuelta del domingo será una examen para ambos en lo físico y un temor enorme si un empate sin goles obligara a disputar una prórroga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios