Fútbol sala | Segunda División femenina El Cádiz FS, de la elite al borde del abismo

  • Su entrenador piensa que "el parón nos ha venido bien, soy optimista para salvarnos si se terminan jugando todas las jornadas".

Este es el Cádiz FS de la presente temporada, la 2019/20. Este es el Cádiz FS de la presente temporada, la 2019/20.

Este es el Cádiz FS de la presente temporada, la 2019/20. / CFS

Malos tiempos corren para el Cádiz FS, el abanderado del fútbol sala femenino en la capital gaditana. La presente temporada milita en el grupo 3 de la Segunda División, en la que es su segunda campaña consecutiva en la categoría de plata nacional.

En pleno parón obligado de la competición por culpa de la crisis sanitaria provocada en casi todos los rincones del globo terráqueo por el temible coronavirus, el conjunto entrenado por Álex Romero se encuentra en una situación clasificatoria más que delicada pues si una reacción fulgurante no lo remedia después de la reanudación liguera dará con sus huesos en la Primera Andaluza, descendiendo desde una categoría nacional a otra de carácter autonómica.

El grupo 3 lo integran 16 conjuntos, por lo cual el número de jornadas del calendario se eleva hasta la treintena. Con 22 episodios ya cumplidos -solo queda pendiente de jugarse un partido entre Atlético Torcal y Sporting Garrovilla-, restan ocho entregas para la finalización del campeonato. Los tres últimos clasificados una vez que se disputen estas, ahora mismo sin fechas conocidas a causa del archisabido problema que está acaparando la atención en nuestro país, se verán condenados a descender a la división de bronce, ya controlada por la Real Federación Andaluza de Fútbol en lugar de por la Real Federación Española de Fútbol.

La condición actual de colista de la escuadra gaditana, con una pobre cantidad de 10 puntos en su casillero sobre un total de 66 posibles, le tiene colgado el cartel de principal candidato para pegarse el batacazo. El Cádiz FS necesita inevitablemente rebasar a tres de sus adversarios en la tabla y el asunto se antoja hiperdifícil ya que en el horizonte únicamente aparece un trío al alcance porque el que ocupa la 12ª posición en la actualidad, el IES Luis de Camoens, ha acumulado por ahora 24 puntos y, por tanto, aventaja en nada menos que 14 al cuadro de la Tacita. Por tanto, el punto de mira está puesto en las granadinas del Loja (15 puntos), las murcianas del Hispania de Yecla (13) y las extremeñas del Sporting Garrovilla (12).

Volviendo la vista atrás, el histórico club gaditano militó hace un par de cursos (2017/18) en Primera División junto a los más grandes del panorama nacional, pero descendió a las primeras de cambio tal como ya le había ocurrido las tres oportunidades anteriores en las que había llegado a la cumbre del fútbol sala femenino en España. De eso se ha pasado a tener un pie en competición autonómica, algo bastante sorprendente.

Álex Romero, el entrenador, explica que "a nivel deportivo, el parón ha roto la dinámica de trabajo. Nos hemos visto forzados a readaptarnos y reinventarnos, preparando sesiones físicas individuales para que cada una las realice en su casa. Sobre todo consisten en ejercicios de fuerza, para no perder tono muscular, y trabajo de cardio subiendo escaleras o saltando a la comba, esto último si no es factible lo primero. Más no se puede hacer en estas condiciones".

Ahondando en el modo en que podría influir en el rendimiento del Cádiz FS un parón del que se conoce cuál fue su principio pero ni mucho menos se puede aventurar el final sin temor a equivocarse, el técnico principal se atreve a pronosticar que "yo creo que el parón nos ha venido bien. Últimamente ya veía a las chicas psicológicamente agotadas al comprobar que las cosas no nos salían en la cancha como esperábamos y merecía nuestro trabajo. Este parón puede servir para adquirir serenidad y una fuerte motivación de cara a las jornadas que quedan".

A la hora de calibrar las posibilidades reales de permanencia del farolillo rojo, Romero no tira ni mucho menos la toalla: "Si se terminan disputando todas las jornadas del calendario -augura-, soy optimista. El primer encuentro de la reanudación sería contra el vicecolista, el Sporting Garrovilla. En caso de conseguir la victoria en ese enfrentamiento, seguramente nos colocaríamos a tan solo un par de puntos de la zona de salvación y todavía con otros siete compromisos por delante. Se trata de una jornada clave porque es cierto que los cartuchos para salir de abajo se van acabando. Además, puede suponer un gran subidón de moral para las componentes de nuestra plantilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios