Deportes

Cabeza apretada en Canarias

  • El cruce del Estrecho estuvo marcado por la abundancia de incidentes

Dejamos la flota de la Barcelona World Race en aguas catalanas tras la partida del 31 de diciembre. Poco viento en los inicios hasta que al salir de la zona protegida de los fuertes de Tramontana empezaron a coger buen viento conforme se acercaban a Baleares. Una vez cruzado el archipiélago entre las islas de Mallorca e Ibiza, la cabeza de la flota puso rumbo hacia Cabo de Palos para entrar en el mar de Alborán y rumbear hacia el Estrecho, primer gran punto fuerte en esta regata de vuelta al mundo a dos y sin escalas ni asistencia.

La dirección de regata había previsto que la cabeza de la flota alcanzaría Gibraltar en tres días, pero las buenas condiciones de viento y de mar hicieron que el Hugo Boss, del británico Thomson y el español Rives, alcanzara Punta Europa (sur de Gibraltar) durante la tarde del 2 de enero. Dejó para la posteridad un nuevo récord, ya que recorrió las 538 millas que separan Barcelona y Punta Europa en dos días y cinco horas, nada menos que un día y dos horas menos que el Paprec Virbac en la edición 2010/2011, toda una hazaña.

La misma tarde de ese día, Neutrogena (Altadill-Muñoz), concretamente a las 20:20 y a 13 millas del líder, entraba en el Estrecho en segundo lugar y el Cheminées Poujoulat, de Stam y Le Cam, lo hacía a las 20:25. Todo muy apretado.

Con buen viento y mucho tráfico marítimo, la cabeza de la regata se encontró con varios problemas en el tramo Punta Europa-Punta Tarifa. Los líderes del Hugo Boss perdieron la primera posición en favor del Cheminées Poujoulat después de chocar contra tres objetos no identificados y atrapar en su quilla presumiblemente una red de gran tamaño, lo que le obligó a virar en plena noche y con 30 nudos para desenganchar lo cogido. Toda esta maniobra se vio aderezada con un fuerte oleaje y un tráfico intenso de mercantes. Otro que también pasó lo suyo fue el barco español GAES, de Corbella (única mujer en la regata) y Marín, el cual chocó contra seis objetos no identificados, lo que lo dejó sin maniobras unas cuantas veces al saltar los fusibles de los timones, que se suben a ras de agua para evitar la rotura. También se quedó sin sistema informático y por tanto sin el AIS (sistema automático de detección de embarcaciones). Con la ayuda del Centro de Tráfico del Estrecho, el día 3 seis de los ocho barcos ya habían cruzado el Estrecho y ponían rumbo a Canarias.

Sin embargo, el que peor lo pasó fue el Renault Capture, que estuvo a punto de colisionar con un mercante que se le cruzó en la proa cuando por una fuerte racha de viento salió disparado en una orzada imprevista.

Durante las últimas 24 horas del día 4, la clasificación sufrió importantes cambios, sobre todo en relación a las distancias entre los participantes de la vuelta al mundo. El One Planet, One Ocean & Pharmaton aventajaba en 80 millas al We Are Water, navegando ambos ya en el Atlántico. Por su parte, el GAES Centros Auditivos surcaba a menos de 25 millas del grupo de cabeza, con una ventaja de 40 millas sobre el Renault Capture que aun así mantiene la esperanza de dar caza los cuatro primeros y así comprimir un poco más la flota.

Las espadas están en todo lo alto a las puertas de las Canarias, que serán protagonistas de la BWR durante las próximas horas. Con menos de ocho millas de distancia entre ellos, tras cinco días de navegación, el trío de cabeza, formado por Hugo Boss, Neutrogena y GAES Centros Auditivos, está dándose leña deportiva a base de bien.

El grueso de la flota tendrá que decidir sus opciones tácticas para cruzar el archipiélago canario, ya que una es atravesarlo, otra dejarlo a babor o pasar entre Canarias y la costa africana. Según la previsión meteorológica, esta última opción podría ofrecer mayor seguridad a los seis primeros barcos puesto que los alisios soplarán del noreste con relativa estabilidad en esa zona. Por otro lado, atravesar las Canarias significaría aprovechar el viento canalizado entre las islas pero con la posibilidad de quedar luego atrapado en un pozo de viento al sur de las mismas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios