Regularización de Viviendas en Chiclana Quince millones bajo tierra

  • La multimillonaria inversión en la Rana Verde para instalar los tubos de conexión del agua y el alcantarillado siguen sin uso por parte de los vecinos

  • Las obras acabaron hace más de ocho años

En julio de 2009, la entonces consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo (PSOE), se desplazó a Chiclana para el acto de colocación de la primera piedra de las obras del sistema general de abastecimiento, saneamiento y pluviales en la Rana Verde.

Los trabajos comenzaron de lleno en mayo de ese año y supuso problemas en el tráfico debido a la colocación bajo tierra de los denominados ‘tubos gordos’ de los sistemas generales que facilitarían la conexión de los vecinos para disponer de agua y alcantarillado.

Estas obras desde la Venta Florín hasta el centro de salud de los Gallos fue costeada por la Junta de Andalucía con una inversión de 15 millones de euros y acabaron en marzo de 2011. Desde entonces, los tubos del sistema general continúan enterrados sin que ninguna de las parcelas de la zona de la Rana Verde haya conectado con objeto de obtener los servicios básicos. Es más, la tuberías para la conexión con las redes de fecales y pluviales llegaron incluso a instalarse en calles de esta zona, unas obras a las que en su momento se opusieron algunos vecinos.

La intervención en la carretera de la Rana Verde duró más de un año con los consiguientes problemas de tráfico en este enclave muy transitado a diario por cientos de vehículos.

La instalación de los tubos supuso la mayor inversión en el municipio relativa a las instalaciones de tuberías para abastecimiento, saneamiento y pluviales. Además, significaba un paso muy importante para el Ayuntamiento en cuanto a la regularización de viviendas en una zona de Chiclana con una población estimada de 20.000 habitantes y con unas 2.000 parcelas con posibilidad de disponer de los servicios de agua potable y alcantarillado.

De esta manera, las obras en la Rana Verde con la colocación de las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y pluviales supuso el pistoletazo de salida de unos de los proyectos más ambiciosos del PSOE puesto que suponía el inicio del proceso de regularización de viviendas.

Más de ocho años después, ninguno de los vecinos de la Rana Verde ha ‘enganchado’ aún con las tuberías y continúan sin esos servicios básicos tras una inversión multmillonaria a la espera de que sea provechosa.Cabe recordar, que la actuación en la Rana Verde formaba parte del acuerdo que en su día suscribieron el Ayuntamiento y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para la creación de estas infraestructuras en las Áreas de Gestión Básica (AGB).

El Ayuntamiento recuerda que los vecinos disponen de los sistemas generales a pie de parcela

De este modo, desde el Ayuntamiento han querido recordar que la Rana Verde cuenta con todos los condicionantes para que los interesados en regularizar sus viviendas puedan poner en marcha este proceso y, de esta manera, lograr agua potable y alcantarallido. Cabe recordar que en esta zona se han instalado fuentes de abastecimiento de agua potable para que los vecinos puedan llenar garrafas al disponer en sus casas de agua de pozo.

Por ello, la delegada municipal de Diseminado, Cándida Verdier (PSOE), ha señalado que “teniendo en cuenta que hay zonas que tienen mejores condiciones para la regularización que otras, al disponer de los servicios a pocos metros y estar junto al suelo urbano, estamos trabajando para que puedan salir adelante en el menor tiempo posible”, quien ha puesto como ejemplo la zona de la Rana Verde, que cuenta con los sistemas generales a pie de las parcelas.

“Para ello trabajamos junto a Chiclana Natural, que debe ejecutar alguna obra para proceder a las conexiones. Queremos invitar a los vecinos a que lleven a cabo las conexiones inmediatas de los servicios, a través de nuestra Ordenanza de Regularización, sin necesidad de aprobar un plan especial como indica el Decreto de la Junta de Andalucía”, ha resaltado la delegada municipal de Diseminado, quien ha aclarado que “esto es así porque no nos hace falta un Plan Especial como dice el Decreto”.

Verdier considera que la mejor fórmula en estos momentos es acogerse a la Ordenanza de Regularización de Viviendas, “ya que por unos 9.000 euros los vecinos de la zona podrán disponer de los servicios básicos. Además, pueden contar con muchísimas facilidades a la hora de pagar, tras el acuerdo cerrado con distintas entidades bancarias como Cajasur o CaixaBank, puesto que supondría unos 100 euros mensuales”, añadiendo que “se trata de una gran oportunidad para que los vecinos de la Rana Verde puedan disponer de los servicios de agua potable, alcantarillado y pluviales, poniéndose así en carga los sistemas generales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios