Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

Urbanismo en Chiclana

El Ayuntamiento de Chiclana cuenta con tres órdenes judiciales de derribo de viviendas

  • Estas resoluciones del Juzgado tienen su origen en 2008 tras trasladarse 1.700 expedientes a Fiscalía

Imagen de archivo de un núcleo de viviendas en el  diseminado  chilanero.

Imagen de archivo de un núcleo de viviendas en el diseminado chilanero. / Sonia Ramos (Chiclana)

El derribo de una vivienda de extrarradio el pasado 5 de noviembre por construcción ilegal ha activado las alarmas en otros inmuebles construidos de forma irregular en el municipio chiclanero.

No obstante, este último derribo contaba con varios condicionantes que terminó en la demolición porque se ubicaba en suelo no urbanizable de especial protección al encontrarse en zona inundable, tal y como determina el Estudio de Inundabilidad de La Janda elaborado por el Gobierno andaluz. Además, sobre la vivienda pesaba varios avisos judiciales para que la propiedad procediera al derribo voluntario del chalet, algo que finalmente no se hizo y tuvo que ejecutar el propio Ayuntamiento de forma subsidiaria en cumplimiento de la orden judicial.

Pero aparte de este derribo, el Ayuntamiento cuenta en la actualidad con otras tres notificaciones judiciales para que los dueños de esas casas construidas de forma ilegal lleven a cabo las demoliciones de sus respectivos inmuebles. Según fuentes municipales, las órdenes de derribo llegan al Consistorio en función de que los propietarios no realizan las demoliciones de forma voluntaria tras recibir hasta en varias ocasiones la advertencia del juzgado.

El propio Ayuntamiento ya ha explicado que este procedimiento tiene su origen tras remitirse expedientes de construcción ilegal a la Fiscalía en el año 2008 "por parte del entonces gobierno municipal cuatripartito, liderado por el PP, y que forma parte de los más de 1.700 expedientes" llevados al citado ministerio público en noviembre de dicho año.

Con todo ello, el Ayuntamiento trata de paralizar las construcciones ilegales que han descendido notablemente con el paso de los años, si bien todavía hay algunos casos en los que se acometen este tipo de construcciones pese a los avisos municipales y judiciales.

La herramienta que ha puesto en marcha el Ayuntamiento con la nueva ordenanza de regularización de viviendas desde finales de septiembre de 2018 supone una salida para un buen número de parcelas que quieren disponer de los servicios básicos de agua potable y alcantarillado.

Aunque poco a poco, las ordenanzas están dando sus frutos y la prueba de ello son los proyectos en la calle Aspérula, Las Quintas, Pinar del Edén, Carboneros, Coto San José, Santa Ana, carretera de Medina, el proyecto de urbanización ya ejecutado en el Florín con el Burguer King y la gasolinera, la actuación para vivienda en Los Veleros, Laguna de la Paja y la del Soto del Águila, que incluye a unas cien viviendas.Además, el Ayuntamiento afirma que hay numerosas peticiones puntuales de particulares que desean engancharse a la red general al localizarse junto a suelo urbanizable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios