JOSÉ LUIS ALCÁNTARA Oído privilegiado del Carnaval

"En 'Robots', cuando se abrió el telón el 'ooohhh' fue unánime"

  • Luis Alcántara, con uno de los oídos más exquisitos de la fiesta gaditana, lleva tres años siguiendo el Concurso por la tele después de su última comparsa: 'El ensayo' (2007)

Nana más y nada menos que 26 años de Carnaval le contemplan, pero aún no tiene el Antifaz de Oro. Luis Alcántara, con uno de los oídos más exquisitos de la fiesta gaditana, lleva tres años siguiendo el Concurso por la tele después de su última comparsa: 'El ensayo' (2007). En el dique seco, José Luis recuerda sus momentos más intensos en el Falla.

-Antes que autor fue usted componente de muy buenas comparsas. ¿Qué recuerda de aquella etapa en el Falla?

-Con 'Los hijos de la noche' llegamos al Falla con un grupo muy joven. Y el autor era Villegas, que venía de escribir varios años a la provincia. Pero, a pesar de que nos veían como a chiquillos, y así nos llamaban los de la comparsa 'Pregones', conseguimos todo un segundo premio.

-'Robots' también tuvo que darle muchas satisfacciones, ¿no?

-Hombre, aquello, cuando se abrieron las cortinas el primer día, fue impresionante. Más allá de que en el Falla hubiera esa noche partidarios de unas y otras agrupaciones, el "ooohhhh" de asombro fue unánime por el disfraz y el panel que llevábamos detrás.

-Luego, ya como autor, llegó aquel primer premio con 'Nos quedamos de piedra'...

-Fue increíble ganar el primer premio con lo que pasamos con esa comparsa. Se hizo en mes y medio porque en diciembre nos faltaban cinco componentes, incluido el bombista, y teníamos dos pasodobles y una cuarteta de popurrí. Un día yo dije que se disolvía la comparsa, pero el grupo se opuso y se comprometieron los componentes a buscar a los cinco que faltaban. Yo lo acepté, pero les puse como plazo el día siguiente. Consiguieron traer a los cinco y aquello salió para adelante. Encima, me cogió la gripe y estuve en la cama varios días buscando músicas para el popurrí y dándoselas a mi hermano Paco para que las escribiera. Con los tipos, que los pintamos a pistola en el muelle, hubo otra anécdota. El de 'Las cotorritas de Filipinas' se lo llevó volando una gaviota y tuvimos que perseguirla hasta que lo soltó y lo rescatamos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios