ENCUENTROS ENTRE BAMBALINAS

"Debemos cuidar que el Carnaval no sea sólo para hacer reír"

  • Antonio Serrano 'el Canijo' ha conquistado al público con 'Ricas y maduras' · El autor considera que los repertorios deben tener gracia, pero también un mensaje

La chirigota de 'el Canijo' se presentaba sobre las tablas del Falla con tipo de frutas. Frutas ricas y maduras. Unos tipos inmensos con los que, sin embargo, se manejan con total soltura. Con un repertorio de altura, se han ganado al público en todas y cada una de sus piezas. Tanto sus golpes de humor como sus letras con mensaje han conseguido poner al coliseo en pie. Antonio, al que ya es habitual ver con alguna lagrimilla después de su primer pase, hoy estaba especialmente 'blandito'. Su niña era el motivo. Pero mejor que lo cuente él.

¿Cómo estás, Antonio?

Emocionado, claro, como siempre. Este año he estado aguantando el tipo mucho, pero cuando he visto a mi hija en primera fila me he venido abajo y he llorado como una magdalena. Creía yo que era muy aguantador ya, pero cuando he visto a mi hija me ha superado.

¿Qué tal este año con la agrupación?

El grupo es encantador. Siento que están conmigo cuando estamos bien y cuando no estamos tan bien. Es muy difícil escribir una chirigota que no sea ésta. No escribiría otra chirigota que no fueran estos amigos. Llevo ocho años con ellos, han nacido hijos de aquí, han conocido novias actuando, que se han casado con ellas... Para mí es una familia ya.

¿Cómo surgió la idea del tipo?

Una paranoia mía, lo tenía pensado hace mucho tiempo y siempre lo hacía de cachondeo en plan como comparsa de frutas y al final le ví mucho color. Y, bueno, creo que está funcionando, que a la gente le ha gustado mucho, y eso es lo que queremos.

¿Y os lo habéis pensado bien de cara a salir en la calle?

Sí, sí. Sabemos a lo que nos arriesgamos. Pero el año pasado íbamos muy cómodos de taxistas y a nosotros nos pide el cuerpo esto, hacer cosas surrealistas y avanzar un poquito en el Carnaval, sin desmerecer para nada lo que ha habido. Hacer nuevos tipos, nuevas cosas, nuevas historias... Es lo que me interesa porque el máximo respeto que podemos tener a Paco Alba, que fue el gran innovador del Carnaval, es intentar hacer lo que él hacía; innovar, innovar, innovar...

Tú que siempre le profesas tanto cariño ¿cómo has visto al público?

Hombre, yo lo he visto entregado, del todo. Lo he visto de pie, hasta en el segundo pasodoble, en los cuplés de pie, que se ha formado una algarabía muy grande... No sé, ha habido momentos muy bonitos y sigue mereciendo mucho la pena.

Ha desaparecido esa cuarteta que siempre le cantabas a Cádiz, ¿es como dejar de cantar como forastero? 

Bueno, yo no me siento forastero ya. Yo siempre digo que vivo en Cádiz, lo que pasa es que duermo en Sevilla y trabajo allí. Pero yo vivo esta ciudad, estoy muchos días aquí, llevo semanas y semanas viniendo todos los días, desde diciembre. Yo me siento gaditano.

Pero quizá era más importante sacar esa última cuarteta que habéis cantado, ¿no?

Sí, este año necesitábamos decir que sí, que nos hemos reído, pero que esto tiene que tener un mensaje también. Y el mensaje es que sí, estamos haciendo gracia con la comida, pero la comida es una cosa muy demandada y que para mucha gente en el mundo es un bien muy escaso. Entonces, vale, está bien que los occidentales hagamos gracia con esto, pero no nos olvidemos nunca de lo bonito que sería que todos esos niños pudieran comer fruta todos los días. Y eso es una cosa que debemos cuidar, que esto no sea sólo para hacer reir.

¿Tendremos 'Canijo' para rato?

Mientras no me canse... Yo creo que seguiré p´alante, a no ser de que pase algo muy malo, voy a seguir mucho tiempo. Porque no puedo vivir sin esto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios