Cadizfornia

Yacimiento Gadir, un repaso a la historia trimilenaria de Cádiz

Gadir

Cádiz es mucho más que sus lindas y extensas playas. Más allá de los kilómetros de costa se encuentra una alternativa cultural atractiva para aquellos viajeros que buscan lago más que tomar el sol. Una de esas opciones es visitar el yacimiento arqueológico Gadir.

Estas instalaciones, recientemente galardonadas, son una de las grandes sorpresas que depara Cádiz a sus visitantes. Ubicado a nueve metros bajo el suelo del teatro del Títere, antes conocido como de la Tía Norica, la calidad de los restos encontrados, que han permitido datar la presencia de los fenicios en la actual Cádiz hacia el siglo IX antes de Cristo, sorprende a todo turista que se acerca a visitarla.

Yacimiento Arqueológico Gadir Yacimiento Arqueológico Gadir

Yacimiento Arqueológico Gadir / manuel fernández

La visita al yacimiento arqueológico Gadir permite conocer lo diferente que es el Cádiz actual de aquel que encontraron aquellos fenicios que, procedentes de Tiro, llegaron a este lugar hace casi 3.000 años. La escasez de restos arquitectónicos de asentamientos fenicios en todo el mediterráneo, hacen del yacimiento arqueológico Gadir, un lugar imprescindible para descubrir las formas de vida de la desaparecida cultura fenicia. 

Una mirada al pasado

El yacimiento se encuentra en el punto más alto de la antigua isla de Erytheia, la menor del antiguo archipiélago gaditano, por lo que se ha convertido en un importante punto de referencia para las diferentes interpretaciones sobre la posible ubicación del asentamiento urbano de Gadir. 

El yacimiento se estructura en diferentes planos que se corresponden a las distintas épocas de ocupación del asentamiento, destacando el trazado de calles, viviendas y utensilios correspondientes al siglo IX a.C. Además, se conservan un total de ocho viviendas distribuidas en dos terrazas y organizadas en torno a dos calles pavimentadas. 

Imagen del yacimiento Gadir. Imagen del yacimiento Gadir.

Imagen del yacimiento Gadir. / Julio González

Todas estas construcciones han sido realizadas siguiendo lo que se denomina arquitectura de la tierra, es decir realizadas principalmente con barro y arcilla. Las calles fueron pavimentadas con arcilla desde que se construyeron los primeros edificios.

Mattan, un particular guía

Es muy interesante como todavía se puede ver muchas huellas fosilizadas de varios bóvidos, que recorrieron estas calles. El eje central de la visita gira en torno a la figura de Mattan, un fenicio fallecido en un gran incendio que tuvo lugar en la ciudad en el siglo VI a.C. y cuyos restos forman parte importante de la temática del recorrido.

Representantes del Museo Metropolitano (MET) de Nueva York visitan el yacimiento Gadir Representantes del Museo Metropolitano (MET) de Nueva York visitan el yacimiento Gadir

Representantes del Museo Metropolitano (MET) de Nueva York visitan el yacimiento Gadir

Además de estos restos fenicios se conservan construcciones de una factoría para la manufactura pesquera romana, con sus piletas para realizar pescado en salazón.

Las instalaciones se pueden visitar de martes a sábado de 11.00 a 15.00h y de 17.00 a 21.00h, y los domingos de 11.00 a 15.00h. De entrada gratuita, la taquilla está abierta desde las 10.45 horas y se podrán retirar, desde esa hora, dos entradas por persona para cualquier pase de ese mismo día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios