Cádiz CF La sanción que le puede caer a Cifuentes

  • El portero podría sufrir un castigo superior a un partido

Alberto Cifuentes, durante un entrenamiento.

Alberto Cifuentes, durante un entrenamiento. / Marcos Ramírez

Pocos futbolistas puede presumir de permanecer en activo superados los 40 años de edad. Uno de ellos es Alberto Cifuentes, protagonista involuntario de la acción que provocó la lesión de Gerard Valentín y la expulsión del portero del Cádiz CF en la primera parte del encuentro ante el Lugo (1-1) disputado la noche del pasado viernes en la apertura de la 31ª jornada.

El guardameta se enfrenta ahora a una sanción que será de un partido en el mejor de los casos aunque le puede caer un mínimo de cuatro. La decisión está en manos del Comité de Competición.

Cifuentes no necesita que nadie le defienda porque su extenso recorrido profesional es su mejor aval. Sus números lo dicen todo. Más de dos décadas como futbolista, más de 600 partidos a sus espaldas, más de 52.000 minutos sobre el césped y en el estadio Anxo Carro sufrió la primera expulsión de su carrera, la demostración palpable de que no es un jugador agresivo y mucho menos que vaya a hacer daño al oponente.

El cancerbero salió de su portería en busca del balón, no midió bien del todo y arrolló al contrario en una acción fortuita. Los futbolistas van a tope y el riesgo de lesión va aparejada a la competición de alto nivel.El albaceteño se explicó a través de su twitter y aseguró que nunca tuvo intención de dañar a un compañero de profesión, al que deseó una pronta recuperación.

El árbitro del partido, Rubén Ávalos Barrera, no lo dudó desde el principio y mostró la tarjeta roja al capitán del Cádiz, una decisión que confirmó tras revisar la jugada en el monitor ubicado junto al túnel de vestuarios.

El colegiado explicó en el acta del encuentro que expulsó a Cifuentes por "realizar una entrada a un rival con uso de fuerza excesiva, impactando con su cadera en el rostro de un adversario en la disputa del balón. El jugador tuvo que ser sustituido como consecuencia de dicha acción".

La cartulina roja no fue por evitar con una falta una ocasión manifiesta de gol, sino por la entrada más allá de que el futbolista del Lugo se llevara el esférico con un brazo.

El árbitro puso además en el acta que Gerard Valentín "ha sufrido un golpe en la cara en un lance del juego, teniendo que ser sustituido y trasladado al centro médico más cercano".

Cifuentes será sancionado esta semana por el Comité de Competición. El arquero se perderá el duelo contra el Rayo Vallecano aunque la duda es si el castigo es de más de un partido.

La medida dependerá del artículo que aplique el Comité sobre esa acción en concreto. El 114 del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol(RFEF) señala que "la expulsión directa durante el transcurso de un partido acarreará la imposición de la sanción de suspensión durante, al menos, un partido, salvo que el hecho fuere constitutivo de infracción de mayor gravedad, con la accesoria pecuniaria correspondiente".

El artículo 115 indica que "emplear juego peligroso causando daño que merme las facultades del ofendido se sancionará de uno a tres partidos o por tiempo hasta un mes".

Puede ser peor si el soporte que aplica el Comité es el artículo 97, que recoge que "producirse de manera violenta con un adversario, con ocasión del juego, originando consecuencias dañosas o lesivas que sean consideradas como graves, por su propia naturaleza o por la inactividad que pudieran determinar, y siempre que no constituya falta de mayor entidad, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos".

Si Competición se vale de este último artículo, Cifuentes tendría que estar en la grada al menos cuatro semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios