DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz CF

La posibilidad del Cádiz CF de subir a Primera si no se reanuda la Liga

  • La opción pasa por el ascenso del equipo amarillo y el Zaragoza y que no haya descensos

Los jugadores del Cádiz celebran un gol en un partido de la segunda vuelta. Los jugadores del Cádiz celebran un gol en un partido de la segunda vuelta.

Los jugadores del Cádiz celebran un gol en un partido de la segunda vuelta. / Fito Carreto

El tiempo corre con la competición oficial detenida a causa de la epidemia de coronavirus mientras los órganos que dirigen el fútbol español tratan de buscar una solución. El Cádiz CF se mantiene a la expectativa, sin poder hacer nada más que aguardar con paciencia el desarrollo de los acontecimientos mientras los jugadores se entrenan en solitario en sus respectivos domicilios.

La última sesión colectiva se remonta al pasado 13 de marzo. Desde entonces, los futbolistas trabajan a diario en cumplimiento de las pautas marcadas por Miguel Ángel Campos, preparador físico del primer equipo del Cádiz CF. Y además siguen el plan de alimentación diseñado por los nutricionistas para intentar no ganar peso durante el periodo de confinamiento.

El objetivo es mantenerse en la mejor forma posible a la espera de una decisión sobre el futuro del campeonato. La intención de la Real Federación Española de Fútbol, LaLiga y la Asociación de Futbolistas Españoles es reanudar los partidos y poder terminar la temporada.

Para ello incluso se baraja la posibilidad de jugar en verano aunque la campaña vaya más allá del 30 de junio. El escenario más pesimista es que la Liga se prolongue durante los meses de julio y agosto (y más adelante si fuese necesario).

En Segunda División A restan por disputar once jornadas. La cuestión es cuándo y sobre todo cómo.Se está perfilando un protocolo de seguridad que contemple la vuelta a los entrenamientos con tiempo suficiente para preparar el regreso al torneo y después el desarrollo de los encuentros. Se trata de aislar a los equipos para minimizar el riesgo de contagio de coronavirus.

Los jugadores del Cádiz CF se aislarían en la Ciudad Deportiva de El Rosal, donde realizarían los entrenamientos a puerta cerrada.

Mientras se estudia la fórmula de vuelta a la competición cuando remita la epidemia, poco a poco se extiende la posibilidad de que no haya más partidos y por tanto se dé por finalizado el torneo de la regularidad.

En algunos países de Europa se habla de cerrar el curso. En Bélgica, por ejemplo, a mediados de abril se votará esa alternativa que cobra fuerza y si los clubes así lo deciden, el campeón tanto en Primera como en Segunda División serían los líderes de la clasificación en el momento en el que se interrumpió la Liga. La UEFA es contraria de acabar la campaña antes de tiempo y amenaza a los clubes belgas con dejarles fuera de los torneos europeos.

La suspensión de la temporada también está encima de la mesa en Holanda. Lo proponen capitanes de los equipos más fuertes.

En Italia, hay clubes que van en la misma línea y abogan por no retomar el campeonato dadas las circunstancias.

¿Y en España? El objetivo es apurar al máximo. Hay mucho dinero en juego. Los clubes perderían millones de euros en caso de no volver a jugar, y los jugadores también verían mermados sus emolumentos.La cuestión es si hay margen para volver a jugar y sobre todo si hay seguridad suficiente. La prioridad es que vuelva a rodar el balón en el ejercicio 2019/20 pero nada es seguro a día de hoy.

Se podría dar el caso de que los clubes de Primera y Segunda A lleguen a votar si se recupera o no las jornadas pendientes. Según la Cadena Cope, LaLiga teme que se vote, gane la opción del no, se acabe la campaña y se acumulen cuantiosa pérdidas económicas. El Cádiz CF dejaría de ingresar en torno a tres millones de euros si no hay más encuentros. La mayor parte del dinero que perdería procedería de los derechos de televisión que dejaría de percibir, aunque se encontraría con un premio extra.

En el supuesto de que no se disputasen las jornadas pendientes y la Liga (órgano del fútbol profesional español) terminase con la clasificación actual, no habría descensos en ninguna de las dos categorías (ni de Primera a Segunda A ni de Segunda A a Segunda B) pero sí ascenderían a la división más alta los dos primeros clasificados, que son el Cádiz CF y Real Zaragoza. En ese caso, habría 22 equipos en Primera la próxima temporada y 20 en Segunda A.

La propuesta tendría visos de salir adelante porque podría ser avalada por una mayoría suficiente de clubes. El problema sería la postura de la UEFA, que apuesta por seguir jugando y amenazaría con castigar a los clubes españoles sin participar competiciones europeas la campaña venidera.

El problema que puede tener la UEFA es que muchos países adopten esa misma decisión. ¿Dejaría a los principales clubes del continente fuera de la Liga de Campeones y la Liga Europa?

En el supuesto de que el tiempo avance sin una solución que conduzca a retomar la competición, ganaría enteros la suspensión definitiva y por tanto la posibilidad de que el Cádiz CF suba por la vía directa a la máxima categoría.

Se trata de una posibilidad. No hay nada más a día de hoy aunque cada semana sin jugar es una losa para la competición. El equipo amarillo llegó líder al parón liguero con 56 puntos después de 31 jornadas, uno más que el conjunto maño, segundo con 55. Algo más retrasado quedan el Almería (tercero) y el Huesca (cuarto), los dos con 50.

El conjunto de Álvaro Cervera manda en el campeonato desde el principio. Los demuestra con su condición de líder en 27 de las 31 jornadas y siempre en plaza de ascenso directo (cuando no se sentó en el trono y ocupó la segunda posición). Si se adopta la medida de acabar ya la campaña y el Cádiz CF sube a Primera, no será un ascenso regalado, sino fruto de 31 capítulos al frente. Es el único que no se ha movido de ascenso directo en toda lo disputado de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios