Cádiz CF Un peso menos

  • La corta historia de las visitas al Reus refleja el sufrimiento que le hubiese deparado al equipo amarillo el duelo ante el conjunto catalán

Dani Romera busca el balón despejado por el portero del Reus en la visita del Cádiz de la pasada temporada. Dani Romera busca el balón despejado por el portero del Reus en la visita del Cádiz de la pasada temporada.

Dani Romera busca el balón despejado por el portero del Reus en la visita del Cádiz de la pasada temporada.

La 32ª jornada de La Liga 1|2|3 se abre paso este fin de semana con una decena de envites y todos los equipos en plena ebullición en busca de la victoria con la única excepción del Cádiz CF. El conjunto amarillo no sólo descansa por circunstancias que afectan a su oponente sino que además se ahorra el esfuerzo de un largo desplazamiento hasta la comunidad autónoma de Cataluña porque el adversario que le reservaba el calendario, el Reus Deportiu, fue descalificado a mitad de temporada arrastrado por una grave crisis económica que provocó el desmantelamiento de su plantilla.

La no disputa del encuentro permite a la entidad cadista embolsarse tres puntos que suponen un impulso nada desdeñable tras el frenazo en la producción que ha sufrido en las últimas semanas. Mientras en los últimos tres compromisos sólo ha sumado dos puntos de nueve posibles (derrota en el terreno del Elche y empates en el estadio Carranza primero ante el Lugo y después frente al Córdoba), ahora se encuentra con tres de regalo sin que los jugadores tengan que vestirse de corto. Los 21 clubes inmersos en la competición reciben tres puntos extras en la segunda vuelta y ahora es el turno del conjunto amarillo. Tres puntos que dan tranquilidad con vistas a las siguientes citas.

El Cádiz CF avanza tres puntos de una tacada sin tener que jugar a la espera de que sus rivales directos tropiecen y por tanto disponga de la oportunidad de acceder a la zona de fase de ascenso (sólo lo conseguiría en caso de derrota del Mallorca), recortar diferencias y marcar distancias con los que tiene por detrás. Algún beneficio puede obtener para cerrar el mes de marzo con la moral alta para afrontar el esprint sostenido que se avecina en abril, mayo y junio.

El Cádiz CF parte desde la séptima posición con 49 puntos que al término de la jornada serán 52 de manera automática. Y aún restarán 30 más por disputar. Los gaditanos se quitan un problema de encima. El partido ante el Reus hubiese significado una dura prueba por dos razones: una de carácter estadístico y otra de índole futbolística.

La corta historia de visitas del Cádiz CF al Reus refleja que a los amarillos no se les da nada bien el Camp Nou Municipal de la localidad tarraconense. Las dos comparecencias del equipo de Álvaro Cervera acabaron con derrota. En la campaña 2016/17 (la del debut del cuadro catalán en la categoría de plata y la del reestreno del equipo amarillo después de seis años seguidos en la división de bronce), los gaditanos perdieron 1-0 en la quinta jornada (desarrollada en septiembre de 2016) con un gol marcado por Fran Carbiá en la recta final del partido.

En el ejercicio 2017/18, se repitió la historia y el Cádiz CF volvió a caer hace casi un año en el feudo del Reus por idéntico marcador de 1-0 (en abril de 2018). Fue en el 35º capítulo con un tanto anotado por Dejan Lekic al comienzo de la segunda parte.El Cádiz CF es el equipo que más veces ha perdido en el campo del Reus en Segunda División A. Las dos visitas se saldaron con derrotas y sin ser capaz de marcar un gol en el total de los 180 minutos. También cedieron dos veces el Almería (1-0 en ambos casos las dos últimas temporadas) y el Sevilla Atlético (2-0 y 2-1).

Las dificultades que pasaron los amarillos en las visitas anteriores al campo del Reus hacían presagiar más sufrimiento en el encuentro de este fin de semana que no tendrá que disputarse.

La dinámica negativa del Cádiz CF en las últimas fechas jugaba en su contra de sus intereses ya que está metido en un atasco desde que cumplió el objetivo primordial de los 50 puntos (contados ya los tres ante el cuadro aurinegro). Hubiese llegado a suelo norteño en una mala racha, aunque ese duelo también hubiese sido una oportunidad para rehacerse y cambiar la tendencia.

No le hará falta sudar para conseguir los tres puntos que, como los demás rivales, se encuentra como un regalo que pretende aprovechar al máximo. Será en el choque en casa contra el Real Zaragoza, el próximo 8 de abril (lunes) cuando los de Cervera tratarán de recuperar las buenas prestaciones que en su momento les llevaron a pelea en la parta alta de la tabla. Frente al conjunto maño ya estarán disponibles, salvo contratiempo, Darwin Machís y Manu Vallejo, los pesos pesados en ataque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios