Cádiz CF Máximo cuidado del césped en el Carranza y El Rosal

  • Los terrenos de hierba natural reciben sus trabajos de manera continua y persistente a la espera de que regrese la actividad

Terreno de juego del estadio Carranza.

Terreno de juego del estadio Carranza. / Fito Carreto

Los campos de hierba natural que posee el Cádiz CF, concretamente el del estadio Ramón de Carranza y los dos de la Ciudad Deportiva El Rosal, prosiguen con sus labores de mantenimiento a la espera de que la actividad deportiva se retome cuando remita la crisis del coronavirus. Además, el club ha acometido labores de limpieza y desinfección de sus instalaciones.

La entidad cadista informó que las acometidas propias están realizadas por los operarios de mantenimiento y jardinería de los terrenos de juego y cabe destacar que éstos no coinciden prácticamente nunca cuando se están haciendo las acometidas salvo cuando, por el tipo de labor a ejecutar, hacen falta dos trabajadores. Si esto sucede no están juntos y siempre distanciados.

Las precauciones son máximas, ya que todo lo que se toca se desinfecta al instante una vez terminado el uso del instrumental para que esté a plena disposición del compañero que tenga que utilizarlo al día siguiente. Como es sabido, El Rosal permanece cerrado a cal y canto para todos los equipos del club.

Los jugadores se entrenan en sus respectivos domicilios para tratar de mantenerse en la mejor forma posible.

Cabe destacar que el trabajo en los campos de hierba natural es continuo y persistente, aunque desde el Cádiz CF señalan que es innegable que menos intenso que cuando hay competición. "Un ejemplo claro lo tenemos en que la frecuencia de corte es de dos veces en semana cuando en situación normal se hace todos los días". Además, el abonado y tratamiento de fertilización se están optimizando para evitar que la planta crezca en exceso.

Los responsables del mantenimiento de los ‘verdes’ cadistas apuntan que con los servicios actuales no se busca un cien por cien de calidad y sí estar preparados para un perfecto estado de revista cuando se dé la orden.

Lo que sí se mantiene a rajatabla es el control de las enfermedades y no se puede bajar la guardia en ello. Todos los días se da continuidad al tratamiento en los campos para evitar hongos. Además, el sistema de riego y bombeo sigue siendo el habitual.

Por otro lado, cabe indicar que con la reducción de la movilidad de las empresas y la no llegada de productos implica que la materia prima para los campos tenga poco stock y eso hace valorar muy mucho el material almacenado por el Cádiz CF, que permite tener las espaldas cubiertas.

Los planes de abonado y las dosis para los campos están perfectamente diseñados para meter la directa en el momento que sea necesario y lo que es indudable es que cuando se tenga la fecha de vuelta al trabajo se acelerará el proceso y nuestros operarios están preparados para ello.

Finalmente, cabe resaltar que los campos de entrenamiento y de juego están absolutamente recuperados, sobre todo los que se pisan a diario, ya que son muchas las jornadas sin actividad las que están acumulando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios