Cádiz CF

Tranquilo, en apariencia, respecto al mercado de invierno

  • Cervera asume que Arias está trabajando en los refuerzos pero pone de manifiesto la necesidad sobre todo en los costados

Álvaro Cervera hace una indicación en El Rosal. Álvaro Cervera hace una indicación en El Rosal.

Álvaro Cervera hace una indicación en El Rosal. / Jesús Marín

Álvaro Cervera no suele alterarse. Incluso cuando se enfada, opta por evitar el conflicto antes que entrar al trapo de una discusión. Admite que le encanta hablar pero, paradójicamente, elude el diálogo si la conversación le incomoda. Dicho esto, lo cierto y verdad es que, al menos en apariencia, se muestra tranquilo al respecto de la evolución del mercado de invierno. Y, para no suscitar polémica, se refiere a la cuestión contemplando las consecuencias de sus palabras, tanto si las pronuncia en un sentido como si lo hace en otro.

“Sé que se está trabajando y por eso estoy tranquilo, pero ante el Granada sólo dispondremos de dos extremos... La realidad es que me gustaría contar cuanto antes con los refuerzos, pero si no han llegado ya seguramente es porque el club no ha podido. Se que se trabaja en el asunto y admito que me gustaría disponer cuanto antes de esos refuerzos”.

En cuanto a los candidatos que baraja el director deportivo, Óscar Arias, no da la menor pista pero sí confiesa que está al tanto de lo que se cuece. “Hay dos o tres que no es que me los hayan propuesto pero que pueden venirnos bien. Sé que algunos son imposibles y a otros no los conozco.Ojalá viniese lo que me gustaría, pero sé que es complicado”.

El técnico no desvela nada de los que están por llegar pero acepta dar explicaciones de los que han salido, caso del centrocampista francés Azamoum, que esta misma semana ha alcanzado un acuerdo de cesión con el Elche.

“Karim es muy buen futbolista, tiene un buen concepto de balón, entrena sensacional, es un chico sensacional, pero para mi gusto necesita jugar con un Garrido o un Edu Ramos al lado porque si no el equipo se hace más disperso”.

Más nombres propios. Su opinión sobre las negociaciones para la renovación de Rober Correa no debería dejar indiferente a los rectores de la entidad, por más que responda de la manera más políticamente correcta que sabe. “Es un asunto de la dirección deportiva. ¿Si dependiera de mí? Juega todos los partidos, ya me dirán…”.

Por último, sobre la opción de que el canterano Saturday dé el salto al primer equipo razona su negativa al indicar que “también entrena Sergio; un central me cuesta un poco más, quizás uno de banda o de arriba sí”. Y sobre la larga ausencia del capitán, Servando, lamenta que “las cosas no han salido como creíamos para su vuelta al juego”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios