Nástic - Cádiz CF

Posible once del Cádiz en Tarragona

  • Álex Fernández regresa al equipo después de tres partidos en la suplencia

Álex Fernández, con el balón durante un entrenamiento en El Rosal. Álex Fernández, con el balón durante un entrenamiento en El Rosal.

Álex Fernández, con el balón durante un entrenamiento en El Rosal. / Marcos Piñero

Ahora que el Cádiz CF vuelve a coger carrerilla en el campeonato, es el momento de mantener el acelerador pisado a fondo para seguir mirando arriba. El conjunto amarillo afronta una oportunidad de oro para sumar tres puntos en el terreno del colista, el Nástic de Tarragona, en un duelo entre equipos que pelean por objetivos tan opuestos como relevantes. Los andaluces tienen entre ceja y ceja el reto de agarrarse a la fase de ascenso a Primera División. Los catalanes andan enfrascados en una batalla desesperada por tratar de zafarse de las crueles garras del descenso.

El encuentro encuadrado dentro de la 27ª jornada de LaLiga 1|2|3 –el sexto capítulo de la segunda vuelta- está programado a partir de las seis de la tarde del último sábado del mes de febrero en el Nou Estadi, en el municipio tarraconense, ofrecido en directo por televisión a través de las habituales operadoras de pago.

El Cádiz se presenta en la comunidad autónoma de Cataluña ubicado en la séptima posición con 41 puntos, a un pequeño paso de la zona noble. El Nástic, último clasificado con 14, está a ocho puntos de una salvación que tiene muy difícil pero no imposible. Los rojillos se aferran a su campo aunque los gaditanos pretenden hacer valer la teórica superioridad que reflejan los 23 puntos y 15 puestos que median en la clasificación entre unos y otros. Una distancia sideral que no asegura nada de antemano. Todo lo que consiga tendrá que ser con mucho sudor y acierto en las dos áreas.

La escuadra entrenada por Álvaro Cervera afronta el choque con la autoestima en una cota elevada propulsada por las dos victorias consecutivas –1-2 en Alcorcón y después 2-0 ante el Tenerife en el Carranza– que dejaron atrás una dinámica negativa de cinco jornadas continuadas sin conjugar el verbo ganar. Superó una etapa delicada y mantiene intactas sus opciones de hacer algo grande.

El equipo de Enrique Martín, lejos de bajar los brazos, trata de confirmar las esperanzadoras sensaciones recobradas con el empate (1-1) en su visita al Deportivo de La Coruña –tercero en la tabla– el pasado fin de semana.

El sorprendente resultado cosechado en Riazor por el cuadro mediterráneo ejerce a modo de preámbulo de la misión complicada que le espera a un Cádiz que acude a la cita sin sus dos pivotes defensivos en la media. Edu Ramos cumple sanción –vio la quinta cartulina amarilla de la temporada el pasado sábado– y Jon Ander Garrido, lesionado, se cae por una microrrotura fibrilar.

Las bajas en la medular abren de par en par las puertas de la titularidad a Álex Fernández, suplente de lujo en los últimos tres partidos en sucesivas decisiones no exentas de extrañeza. El madrileño está disponible pese a las molestias que sufre en una mano. El técnico no sufre dolor de cabeza para reconstrucción la zona central –Álex y José Mari- ante la escasez de efectivos pero sí tiene un amplio abanico de posibilidades para definir las posiciones atacantes.

Darwin Machís es el único con plaza fija, en principio en la banda izquierda. Para la derecha y los dos puestos más adelantados, dispone de margen de elección entre Salvi, Jairo, Ager Aketxe, David Querol, Dejan Lekic... y también Manu Vallejo, ya recuperado y con ganas de volver después de perderse las dos últimas citas. La duda es si el míster le da entrada de inicio o apuesta por ir poco a poco con el chiclanero.

La parte trasera experimenta una modificación tras la lesión muscular que Marcos Mauro sufrió en la última sesión. Pantic también quedó fuera de combate por unas molestias y será Kecojevic el que acompañe a Sergio Sánchez en el eje de la zaga, flanqueados en los laterales por Rober Correa y Matos, con Alberto Cifuentes una semana más en la portería.

Completan la expedición cadista, compuesta por 18 jugadores, David Gil, David Carmona, el canterano Sergio González y Vincenzo Rennella.

Una de las claves es que los amarillos encaren el encuentro sin la mínima confianza pese a tener enfrente a un colista que sólo ha ganado cuatro partidos en toda la temporada pero dos de ellos ante rivales de peso como el Osasuna y el Oviedo.

Si son capaces de desenvolverse con la misma consistencia que en las últimas semanas, aumentarán las opciones de victoria que sería la tercera seguida y extendería la racha. En el vestuario saben que si son fuertes en la faceta defensiva los tres puntos pueden formar parte del equipaje en el viaje de vuelta.

Dejar la portería a cero es uno de los objetivos –no lo logra fuera de casa desde la visita al Almería (0-0)- para después aprovechar la alta cualificación en ataque bajo el liderazgo de un Machís que derrocha hambre de triunfos desde su aterrizaje. La ambición que desprende el venezolano con su juego eléctrico es la que tienen todos los miembros de la plantilla. Toca dar un paso más este fin de semana.

El posible once del Cádiz estaría formado por Alberto Cifuentes, Rober Correa, Sergio Sánchez, Kecojevic, Matos, Álex Fernández, José Mari, Aketxe, Machís, Manu Vallejo o Lekic y David Querol.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios