Cádiz CF

Posible once del Cádiz CF ante el Mirandés

  • El líder regresa al estadio Carranza con su primera unidad tras la eliminación copera

Alberto Cifuentes vuelve a la portería tras al paréntesis de la Copa del Rey. Alberto Cifuentes vuelve a la portería tras al paréntesis de la Copa del Rey.

Alberto Cifuentes vuelve a la portería tras al paréntesis de la Copa del Rey. / Julio González

El primer partido del año en el estadio Carranza no es uno más en el largo desarrollo del campeonato. Hay algo más que tres puntos en juego para un Cádiz CF que recibe al Mirandés con la necesidad de abrochar una victoria con la que cortar de forma tajante la posibilidad de adentrarse en una racha negativa que no conoce desde el arranque de temporada. Esa es la cuestión.

El choque encuadrado dentro de la 23ª jornada de Liga está programado para el 15 de enero a las nueve de la noche, y será ofrecido en directo y abierto por televisión a través del canal deportivo Gol. Del apagón en la Copa del Rey al gratis total cuatro días más tarde. El duelo será arbitrado por el colegiado gallego Alejandro Muñoz Ruiz.

No hay otra manera de limpiar el mal sabor de boca que supuso la eliminación frente al modesto Logroñés (Segunda B) que con un triunfo que aporte un plus de tranquilidad. Sería el primero de 2020. El Mirandés se presenta tras superar (2-3) al UCAM Murcia en la prórroga y antes empatar a cero en Anduva frente al Racing de Santander.

No es habitual en esta campaña que el líder pase tanto tiempo sin poner en práctica el verbo ganar. Es hasta raro. Entre las vacaciones navideñas y los tres envites consecutivos sin vencer (una situación inédita), el Cádiz CF salta al césped de su templo justo cuando se cumple un mes de la última alegría que significó aquel 0-2 frente al Real Oviedo en el Carlos Tartiere.

Los tres partidos siguientes se saldaron con una derrota (la primera del curso en casa con el doloroso y polémico 2-4 ante el Numancia en el cierre de la primera vuelta) y dos empates: el cosechado en el terreno de la Ponferradina (0-0) en la apertura del telón de la segunda vuelta y el 1-1 que deparó el duelo en el mítico Las Gaunas resuelto de forma desfavorable en la ruleta rusa de los penaltis.

En el contexto en el que irrumpe el compromiso contra el cuadro burgalés, no le queda otra al conjunto gaditano que dar una zancada de tres puntos con la que mantener el pulso al frente de la clasificación antes de afrontar una nueva salida. Visita al Deportivo de La Coruña el próximo domingo. Es vital hacer los deberes al calor del hogar en la dura batalla por el ascenso.

El regreso a casa coincide con la vuelta de los primeros espadas de Álvaro Cervera. Se acabaron las rotaciones una vez que la Copa del Rey ya es historia. Llega el turno de los futbolistas que llevan el peso, aunque una vez más la alineación queda condicionada por el extenso número de bajas.

Entre lesionados y sancionados, el margen de maniobra del técnico queda cercenado por siete ausencias. Jurado, Salvi, Marcos Mauro y Sergio Sánchez no están disponibles por problemas físicos. Fali está fuera por lesión y además con castigo federativo por acumulación de amonestaciones, el mismo motivo que obliga a descansar a Jon Ander Garrido (cinco cartulinas). Luismi Quezada, expulsado en El Toralín (por doble cartulina), también está descartado por motivo disciplinario.

La gran duda es José Mari, en su caso por su falta de ritmo una vez que se entrena tras dejar atrás la intervención quirúrgica en un hombro. El roteño está para jugar 20 minutos a lo sumo, según desveló el entrenador.

Las bajas no impiden el despliegue de un once de garantías al que retornan, tras el partido disputado en Logroño, Alberto Cifuentes, Iza Carcelén, Juan Cala, Edu Ramos, Alberto Perea, Álex Fernández…Los interrogantes aparecen la zaga y el centro del campo. Entre Jean Pierre Rhyner y Sergio González saldrá el acompañante de Cala en el eje de la retaguardia, aunque el canterano es también una alternativa para caminar junto a Edu Ramos en el doble pivote si el técnico no se decanta por Yann Bodiger.

El Cádiz CF trata de rearmarse en sus dominios para conservar e incluso optar a aumentar la renta sobre sus inmediatos perseguidores. Comienza la jornada con 44 puntos, cinco más que el Almería (segundo con 39) y ocho por delante del Real Zaragoza y el Huesca (tercero y cuarto con 36).

El líder no lo tendrá nada fácil ante un Mirandés inmerso en su mejor momento de la temporada, ubicado en la novena posición con 32 puntos, a sólo uno del play-off, que además llega con todo. Pero hay un factor al que debe agarrarse el conjunto amarillo: el Carranza. Los de Cervera llevan dos partidos seguidos sin ganar en casa (ante el Elche y el Numancia) y afrontan la misión de retomar el pulso ayudados por el aliento de su fiel parroquia.

Los visitantes medirán la temperatura de un Cádiz CF que se verá empujado a llevar la iniciativa con el balón pese a que no es lo que más le gusta. El rival cederá terreno y le dará el esférico. Lo demás depende del acierto.

Para acercarse un poco más al sueño del ascenso el líder debe adaptarse a todos los escenarios. Es un partido a priori para cocinar a fuego lento, con paciencia y sin ansiedad. Y, sobre todo, sin dar ocasión al árbitro a que el equipo se quede en inferioridad numérica, como sucedió en los dos últimos encuentros ligueros.

El once del Cádiz CF estaría formado por Cifuentes, Iza Carcelén, Cala, Rhyner, Espino, Edu Ramos, Bodiger o Sergio González, Iván Alejo, Alberto Perea, Álex Fernández y Lozano.

Por el Mirandés podrían jugar Limones, Carlos Julio, Odei, Sergio, Kijera, Malsa, Guridi, Álvaro Rey, Antonio Sánchez, Íñigo Vicente y Marcos André.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios