Cádiz CF Pesimismo en Málaga sobre el aplazamiento

  • La resolución federativa debería producirse este jueves, aunque no se descarta que llegue el viernes

Garrido conduce el balón durante el Cádiz-Málaga disputado en pretemporada. Garrido conduce el balón durante el Cádiz-Málaga disputado en pretemporada.

Garrido conduce el balón durante el Cádiz-Málaga disputado en pretemporada. / Jesús Marín

El Málaga se encuentra a la espera de la resolución de la Real Federación Española de Fútbol sobre la solicitud de aplazamiento del partido que debe jugar ante el Cádiz este sábado en La Rosaleda y que ha realizado alegando falta de efectivos. De hecho, el club costasoleño tomó la decisión tras la marcha definitiva de Lorenzo González con la selección suiza sub’20. Fue, en realidad, la gota que colmó el vaso.

El Málaga cuenta con 11 futbolistas con ficha profesional para recibir al líder de Segunda A. Y ello dando gracias a que el Virus FIFA atacó con menos violencia de la prevista. De este modo, el entrenador de los blanquiazules, Víctor Sánchez del Amo, se ha quedado sin Munir, Mikel Villanueva, Juanpi Añor y Keidi Bare (el albanés con ficha del filial blanquiazul), además de sin Ramón Enríquez, concentrado con el equipo nacional sub’19 cubriendo la baja de Ismael Casas.

Aunque el técnico logró retener a otros dos jugadores a los que podía perder, Sadiku y Benkhemassa, la expulsión de Adrián González en Huesca le convierte en baja ante los de Álvaro Cervera, por lo que anda con lo puesto y encima con dudas por los problemas físicos que arrastran Cifu, Diego González, Renato Santos, Luis Hernández, Luis Muñoz y Boulahroud.

En Málaga reina el pesimismo, o más bien el realismo. El reglamento deja poco lugar a la duda. “En ningún caso podrán invocar los clubes como fuerza mayor para solicitar tal suspensión y tal aplazamiento de un encuentro la circunstancia de no poder alinear a determinados futbolistas por estar sujetos a suspensión federativa, por padecer enfermedad o lesión, o por haber sido llamados para intervenir en sus selecciones nacionales. Sí se considerará, en cambio, como fuerza mayor, el hecho de que por circunstancias imprevisibles causen baja, simultáneamente, un número de futbolistas que reduzca la plantilla a menos de once”, dice la norma.

Como era previsible, el Cádiz se niega al aplazamiento. Lógico. El pasado curso se tuvo que jugar el play-off sin Machís y Manu Vallejo por las convocatorias con la selección de Venezuela y la sub'21 de España, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios