DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz CF Pacha Espino: “La vuelta va a ser complicada”

  • El lateral zurdo uruguayo entrena durante el confinamiento "lo mejor que puedo" pero asume que "no es lo mismo sólo que acompañado”

Luis Alfonso 'Pacha' Espino, durante una entrevista concedida a Diario de Cádiz. Luis Alfonso 'Pacha' Espino, durante una entrevista concedida a Diario de Cádiz.

Luis Alfonso 'Pacha' Espino, durante una entrevista concedida a Diario de Cádiz. / Fito Carreto

Luis Alfonso Pacha Espino protagonizó este lunes una nueva entrega de los encuentros digitales de los futbolistas del Cádiz con el cadismo. El lateral zurdo uruguayo explica cómo vive el confinamiento, teme cuánto afectará el parón de cara al regreso y habla del año y pico que lleva de amarillo.

Parón de la Liga por la crisis de coronavirus. “Por mí, que acabe ya y ascendamos, pero hay que esperar y acatar las órdenes. Lo más lindo sería jugar los 11 partidos que quedan y subir”. El cambio de su rutina. “Cuando se podía salir, entrenaba, venía a casa y disfrutaba de la familia. Ahora, disfruto de la familia, entreno, limpio, tomo mate, escucho música, incluso juego algo a la play, pero poco”. Añoranzas. “Lo que más echo de menos, aparte de mi familia y amigos de Uruguay, son cosas que aquí no tenemos, como juntarnos a tomar mate o hacer asados”.

El esperado regreso a la normalidad. “Cuando todo pase me daré un abrazo con todos mis compañeros”. Una vuelta de la cuarentena que vaticina complicado. “Vamos a estar mucho tiempo parados y no es lo mismo entrenar solo que acompañado, pero no podemos descuidarnos para estar a punto para competir. Hay que entrenar todo lo que podamos, nunca dejarse para no perder explosividad”. También cuida la alimentación, como siempre ha hecho y en especial los días de partido. “Si jugamos por la tarde o noche, desayuno normal, pero si jugamos a mediodía trato de tomar pastas o algo más fuerte para no llegar con hambre al partido”.

"Por mí, que la Liga acabe tal y como está y ascendamos, aunque lo más lindo sería jugar los 11 partidos que quedan y subir"

Su fichaje a mitad de la pasada temporada. “Estaba sin equipo, esperando, rechacé ofertas de Argentina porque quería venir a Europa. Cuando el Cádiz se interesó, me enteré una semana antes y me lo tomé con emoción. Me resultaba raro porque era mi primera experiencia fuera, aunque al ser en España, que el idioma es el mismo, todo fue más fácil”.

Periodo de adaptación. “Desde el principio me impresionó la calidad de la gente que hay en el club, muy lindo, el estadio y la afición, un estilo a la de Uruguay”. Primero momentos complicados. “Cuando llegué fui un desastre, falto de ritmo, sin intensidad, no había hecho pretemporada; este año sí está siendo muy bueno”. Bien aclimatado a la ciudad. “Siempre cuesta porque es un cambio y nunca habíamos salido de Uruguay, pero la gente de acá es amable y te cuesta menos”.

Sus mejores recuerdos en la Tacita. “Antes de venir a España había marcado pocos goles, recuerdo uno con el Nacional ante el Juventud poco antes de salir campeones, pero con el Cádiz nunca olvidaré mi gol al Almería, fue muy lindo, para quedar primeros; me dio mucha confianza y felicidad”. No obstante, apunta a otros momentos. “Me quedo con el partido contra el Girona en Carranza, el mejor con el Cádiz, y las muchas veces que la afición me ha gritado ‘uruguayo, uruguayo”; es algo muy hermoso, se me eriza la piel”.

Buenas palabras para el vestuario. “Mis compañeros me hacen mejor. Dentro del campo conecto más con los que tengo más cerca, Álex y Perea, para que hagan cosas que yo no puedo. Fuera me llevo bien con muchos, con Iván, Luismi, David Gil, Akapo, Iza… El grupo es muy lindo”. No se decanta por ninguno como el mejor del plantel pero sí señala a los más rápidos, “Salvi e Iván Alejo”, y también destaca al que hasta ahora le ha parecido el mejor rival al que se ha enfrentado en Segunda. “Hay muchos buenos jugadores, pero me gustó mucho el zurdo del Huesca, Sergio Gómez”.

Su futuro como cadista. “Me veo muchos años en Cádiz porque estoy muy a gusto y la ciudad me encanta, sus plazas y el clima, nunca hace frío. Hasta pienso en la posibilidad de retirarme aquí porque ha sido mi primer equipo en Europa, aunque confieso que tengo la ilusión de acabar en el Nacional”.

El Pacha más personal. Su ídolo de infancia, “Martín Cáceres”. Su sueño futbolístico, “tratar de conseguir objetivos año a año”. ¿Murga o chirigota? “Murga”. Su apodo, “por culpa de un profe que tuve en Miramar, cuando llegué me dijo que me parecía a un jugador, Pacha Evaristo, y me quedó Pacha”. Curioso, un profesor, cuando de él hay quien dice que se parece a un maestro de matemáticas: “Tengo pinta sólo por las lentes”.

El fútbol de su país, Sudamérica y Europa. “Uruguay vive el fútbol con pasión, los jugadores tienen hambre de ganar; es nuestra característica”. Víctor Espárrago: “Lo conozco, tengo gran respeto por él, un sobrino jugó conmigo en Miramar Misiones; una gloria nacional y en Cádiz”. Diferencias: “El ritmo de aquí no lo hay allí, si acaso la Copa Libertadores es más parecida al ritmo de Segunda”. Las aficiones: “En general, se parecen a las del Cádiz, muy como la del Nacional”. Mágico González: “Lo he visto en vídeos; le viene bien el nombre porque era un gran jugador”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios