Cádiz - Lugo | El rival

Monteagudo y peliagudo

  • El conjunto gallego se presenta en el Carranza con el agua al cuello por su inseguridad defensiva y unos números flojos de sus atacantes

Alberto Monteagudo, que tiene pasado cadista, se juega los cuartos al frente del Lugo. Alberto Monteagudo, que tiene pasado cadista, se juega los cuartos al frente del Lugo.

Alberto Monteagudo, que tiene pasado cadista, se juega los cuartos al frente del Lugo.

El CD Lugo se presenta mañana en el Ramón de Carranza en mitad de un proyecto que se torció con la destitución de Javi López, lo que dio paso a la llegada de Alberto Monteagudo. Siempre con la permanencia entre ojo y ojo porque una entidad modesta no puede aspirar a mucho más, el conjunto gallego acude a la Tacita al borde del precipicio pero con el grato recuerdo de que un día tocó el cielo en el coliseo cadista en el que es, hasta el momento, su último ascenso a Segunda A. De eso va camino de los siete años y ahora las cosas son diferentes para los amarillos y los rojiblancos.

La racha que lleva el Lugo tiene su origen esta campaña en los problemas defensivos. El equipo ha tratado de mostrarse sólido en su feudo y acostumbraba a jugar con una defensa de cinco hombres, algo que no garantiza cerrar la portería. El cuadro gallego ha recibido 36 goles, el quinto más goleado de la categoría de plata.

Lo curioso es que entre palos aparece uno de los porteros más veteranos en LaLiga 1|2|3 y que ha disputado numerosas temporadas en Segunda División A. Juan Carlos, que cuenta con 31 años, es el encargado de defender la portería del Lugo, lugar en el que ya ha firmado grandes actuaciones en la presente campaña.

Los registros ofensivos del cuadro de Monteagudo tampoco invitan al optimismo y ponen de manifiesto que entre los problemas defensivos y los del ataque, el equipo está llamado a sufrir hasta que la competición cierre el telón. Carece de un goleador nato y está obligado a vivir de las aportaciones de varios jugadores. Los máximos goleadores son Carlos Pita (mediocentro) y Cristian Herrera (delantero), con siete y seis goles, respectivamente. También destacan en esta faceta José Carlos Lazo, con cinco tantos e Iriome González con tres tantos. Sin el gol necesario en una potente Segunda A, el escenario es complicado.

La llegada de Alberto Monteagudo al banquillo del CD Lugo, en sustitución de Javi López, supuso un soplo de aire fresco en el equipo. Su buena puesta de largo en Copa frente al Levante y el cambio inicial de imagen del equipo hizo que los aficionados albergasen esperanzas de una mejora clasificatoria. Sin embargo, el paso de las jornadas hizo que tales deseos quedaran en agua de borrajas. El Lugo se encuentra atascado en la zona más baja de la clasificación, a tan solo un punto del descenso, zona a la que podría caer esta jornada incluso empatando en el Carranza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios