Cádiz CF / El rival

Ilusión de recién ascendido

  • El Rayo Majadahonda, que practica un fútbol de continuos apoyos, está completando una más que digna temporada pese a ser debutante

Formación del Rayo Majadahonda el pasado fin de semana ante el Dépor. Formación del Rayo Majadahonda el pasado fin de semana ante el Dépor.

Formación del Rayo Majadahonda el pasado fin de semana ante el Dépor.

El Ramón de Carranza recibe este domingo a un recién ascendido que por el momento está completando una más que digna temporada, un Rayo Majadahonda que desde el principio le tomó el pulso a la competición y que juega los partidos sin los complejos propios del debutante en la categoría, lo que le convierte en un rival especialmente peligroso.

Situado en la 14ª posición, con 20 puntos producto de seis victorias, dos empates y ocho derrotas, con 14 goles a favor y 20 en contra, el equipo madrileño mantiene un margen de cinco puntos sobre la frontera con la permanencia y se halla a una distancia parecida, siete puntos, del sexto clasificado. El análisis de sus números, en cualquier caso, revela que su rendimiento se resiente a domicilio.

Regularidad. Exceptuando el día que cayó como local contra el Extremadura por un contundente 1-4 y la visita al Granada, en la que también perdió por un más previsible 3-0, el Rayo lleva manteniendo un tono que posibilita que sus encuentros sean abiertos y albergue opciones hasta el final. La regularidad, por tanto, se traduce en marcadores apretados y en ausencia de rachas que se prolonguen en exceso, para bien o para mal, de forma que nunca ha encadenado más de dos victorias consecutivas pero tampoco ha permanecido más de tres jornadas sin vencer.

Tras arrancar el curso cayendo frente a Zaragoza (2-1) y Mallorca (0-1), superó a Nástic (0-1) y Lugo (1-0) para volver a ceder contra Granada (3-0), Extremadura (1-4) y Málaga (1-0). El reencuentro con la alegría se produjo con los asturianos Sporting (2-1) y Oviedo (1-0), que dieron paso a otros tres duelos sin ganar: Reus (2-1), Osasuna (1-1) y Alcorcón (2-0). Por último, victorias ante Almería (2-0) y Numancia (1-2), revés en Tenerife (2-1) y tablas con el Deportivo (0-0).

Línea de cinco atrás. El dibujo de Antonio Iriondo sobre el césped depende en gran medida de la presencia del onubense Aitor García, sobre todo en ataque, porque atrás suele salir con una línea de cinco defensas que otorga más seguridad al bloque. Al no actuar el ex cadista en Cádiz, todo apunta a que el sistema volverá a ser un 5-3-2. Por lo demás, sus jugadores suelen tocar mucho la pelota con continuos apoyos hasta encontrar huecos hacia la meta contraria.

42 años de historia. Aunque sus orígenes se remontan a la creación del equipo amateur Rayo Majariego en 1958, su verdadera fundación se lleva a cabo en 1976 con el nombre actual. Debutante en Tercera en 1987 y en Segunda B en 1997, a principios de este siglo subió y bajó en ambas categorías hasta que dio el salto definitivo a la de bronce en 2015, a las órdenes del técnico con el que alcanzó la gloria la pasada primavera al ascender por primera vez en su historia a Segunda. Inquilino del Cerro del Espino, obras en su estadio le han obligado a jugar sus partidos como local en el Wanda Metropolitano hasta que el pasado fin de semana regresó a su casa en el duelo con el Deportivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios