Cádiz CF | Salvi Sánchez "Güiza es un ejemplo para mí"

  • El extremo se desprende en elogios hacia el jerezano y el también ex compañero Álvaro García.

Salvi realiza un giro en mitad de una sesión preparatoria en las instalaciones de El Rosal.

Salvi realiza un giro en mitad de una sesión preparatoria en las instalaciones de El Rosal. / FITO CARRETO

Nuevo encuentro digital del Cádiz CF, en esta ocasión con Salvi Sánchez al otro lado de la red para atender las cuestiones de decenas de cadistas encerrados en sus casas y en el sueño de ver este año el ascenso del equipo de sus amores.

El extremo sanluqueño ha repasado un poco de todo en su trayectoria a medida que las preguntas iban desde sus inicios a su etapa en diferentes equipos. Es de sobra conocido su ciclo como profesional de la construcción cuando empezaba en el fútbol siendo ya mayor de edad. “Era un poco incierto. En ese momento pensaba dejar el fútbol, seguir trabajando para llevar el pan a mi casa hasta que un día decidí sacar todo lo que tenía para ir a entrenar y trabajar en la obra. Venía de jugar de Cartagena un domingo y al día siguiente directamente a la obra”.

Salta la duda del motivo que a un gaditano de Sanlúcar de Barrameda que venía destacando desde joven, le llega tan tarde el interés cadista. Él aclara los acontecimientos. “De pequeño siempre me preguntaban desde la cantera del Cádiz y otros compañeros cuando nos veíamos en la selección gaditana. Las canteras del Cádiz y la del Atlético Sanluqueño estaban muy parejas. Y para mi familia era complicado tener que llevarme a entrenar todos los días viniendo desde Sanlúcar. Para muchos gaditanos es un privilegio defender este escudo y es un orgullo para mí representarlo”, explica.

Coincide con otros compañeros de la vieja guardia en que “creo que el mejor recuerdo como futbolista que tengo es el ascenso a Segunda División; fue muy bonito aquel día”. Todo ello después de un ciclo que le llevó hasta Villanueva de la Serena. “Fue una etapa muy bonita y hablo de ello con muchos amigos de allí”. “Hicimos un buen equipo de amigos y dábamos la cara en todos los campos. Fue un año que recordaré de manera agradable”.

Tras admitir que el que anotó de volea en Miranda de Ebro “ha sido uno de mis mejores goles con el Cádiz”, indica el deseo de lucir siempre el dorsal 7 en la espalda. “Siempre me gustó ese número y cuando pasé de fútbol-7 a fútbol-11 ya no lo solté porque es mi preferido”.

A pesar de que hace ya tres temporadas que Dani Güiza salió del Cádiz, Salvi no oculta la admiración por el jerezano. “Saber que hay gente que lo ha ganado todo y que mantiene la humildad como si no hubiera ganado nada, eso dice mucho. Dani ganó la Eurocopa y jugó junto a los mejores del mundo, pero siempre lleva la humildad de los que vienen desde abajo. Es un gran ejemplo para mí”.

Otro ex compañero que le dejó huella dentro y fuera del campo fue Álvaro García, ahora en el Rayo Vallecano. “El fútbol es así, él se marchó y yo me quedé. Nos echamos de menos los dos, estoy seguro, aunque podremos decir a nuestros hijos que jugamos juntos, que lo hicimos de 'puta madre' y que hicimos historia en el Cádiz”. Tampoco oculta su agradecimiento a Álvaro Cervera. “Un entrenador serio, muy trabajador y constante. Es el mejor entrenador de mi carrera”, asegura.

El extremo puntualizó su peor y mejor momento de amarillo. “El primer año no lo empecé bien; el año pasado fue peor en el aspecto físico y psicológico. El resto de los años y en el actual se puede decir que son de los mejores”, añadiendo que “soy consciente de que soy muy rápido”. “Cuando estoy bien físicamente, cojo la velocidad como una moto”.

Cuando acaba los partidos y vuelve a casa, admite que su hijo es uno de los más críticos con su actuación en el campo. “Se va haciendo mayor y mira los partidos. Es exigente conmigo y me dice cómo tengo que hacer las cosas”.

El duro presente con el parón de la competición estando el equipo líder de Segunda A, le lleva a decir que “espero que la temporada acabe bien, que todo el tema del contagio baje y hagamos vida normal; que se tramite una vacuna para esto y que no haya repuntes como ha pasado en China”. “Hay que hacer las cosas bien y seguir encerrados”.

Y se despide con la incertidumbre de todos: “No sabemos cuándo va a reanudarse la Liga. Lo único seguro es que hay que estar consciente de que debemos estar en casa y seguir el trabajo que nos han indicado. Es lo único que está en nuestras manos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios