Cádiz CF

Dudas en el lateral izquierdo del Cádiz CF

  • El club se debate entre buscar un relevo si se va Brian y recurrir el Cádiz B en caso de necesidad

Brian, durante un entrenamiento con el Cádiz. Brian, durante un entrenamiento con el Cádiz.

Brian, durante un entrenamiento con el Cádiz. / Fito Carreto

La marcha de Brian Oliván se convertirá, salvo sorpresa, en un hecho antes de acabe el mercado el próximo 2 de septiembre. La cuestión es si el Cádiz CF consigue un traspaso con beneficio económico. De lo contrario hasta podría quedarse.

La situación es insostenible. El ejemplo más reciente fue el partido contra el Atlético Sanluqueño, cuando Álvaro Cervera colocó en el lateral izquierdo a Javi Navarro en la segunda parte (en la primera jugó Pacha Espino) en detrimento del barcelonés, que no entra en los planes del entrenador.

Brian tiene los días contados en el Cádiz aunque el club pretende recuperar los 500.000 euros que pagó por el futbolista, al que fichó procedente del Granada. La clave para la salida del catalán es encontrar un equipo que esté dispuesto a poner medio kilo sobre la mesa y que además sea del gusto del jugador.

A lo largo del verano suenan posibles destinos pero de momento no hay solución. La opción del Rayo gana enteros si Álex Moreno firma por el Betis tras la marcha de Junior Firpo al Barcelona.

En el Cádiz CF no quieren que se repita la historia de la pasada temporada, cuando Cervera enseñó la puerta de salida a Brian, aunque al final el zaguero no se movió del estadio Carranza. Pero nada es imposible y si no nadie encuentra una salida al laberinto, no es descartable la continuidad del carrilero en el equipo amarillo.

Mientras se resuelve el interrogante del nuevo destino de Brian, otra cuestión es si el Cádiz CF traerá un recambio para cubrir un costado de la defensa sólo contaría con Espino.

El debate está servido. Los responsables de la parcela deportiva peinan el mercado de laterales izquierdos pero a la vez se plantean la posibilidad de que sólo haya uno en la plantilla y en caso de necesidad (por sanción o lesión de Espino) juegue en ese puesto Rhyner o de manera puntual suba un futbolista del Cádiz B que se desenvuelva en ese lado de la defensa. Todo depende de lo que haya en el mercado. La que se esfumó fue la opción de Luis Ruiz, fichado por el Deportivo de La Coruña.

La idea del club es que la plantilla esté integrada por un máximo de 22-23 jugadores y aprovechar que el filial milita en Segunda División B (por primera vez en su historia) para recurrir a jugadores del segundo equipo cuando haga falta. Está por ver si esa filosofía se aplica en el lateral izquierdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios