Cádiz CF La Audiencia Nacional apunta ahora a Vizcaíno

  • El juez De la Mata traslada a la Fiscalía un informe de la Agencia Tributaria que alerta de posibles delitos contra Hacienda Pública en las actuaciones de Locos por el Balón y su administrador

Manuel Vizcaíno, administrador de Locos por el Balón y presidente del Cádiz.

Manuel Vizcaíno, administrador de Locos por el Balón y presidente del Cádiz. / Joaquín Hernández Kiki

El magistrado del Juzgado Central de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha pedido a la Fiscalía que se pronuncie sobre un informe realizado por la Agencia Tributaria que trata de “posible delitos contra la Hacienda Pública que pudieran derivarse de las actuaciones llevadas a cabo por la sociedad Locos por el Balón y su administrador único Manuel Vizcaíno Fernández”, también presidente del Cádiz Club de Fútbol, según informa el periódico digital El Confidencial.

De la Mata ha trasladado al Ministerio Fiscal el informe de la Agencia Tributaria a través de una providencia con fecha del pasado 16 de julio.

El juez gaditano instruye causas relacionadas con la conocida como Operación Líbero por la que Quique Pina ha sido procesado por presuntos delitos contra la Hacienda Pública.

Quien podría verse salpicado ahora por la instrucción que se ejerce desde la Audiencia Nacional es Vizcaíno a raíz de ese informe de la Agencia Tributaria que ya está en manos de la Fiscalía para que evalúe la posibilidad de la existencia de un delito.

Vizcaíno y Pina son socios de Locos por el Balón, sociedad que ostenta el paquete mayoritario de las acciones del Cádiz. El sevillano y el murciano andan enfrentados desde hace varios años hasta el extremo que el administrador de Locos por el Balón y presidente de la entidad cadista echó a Pina del club (primero le retiró la gestión deportiva y después propició su cese como consejero) después de que éste fuese imputado en el marco de la Operación Líbero.

El conflicto entre Vizcaíno y Pina se dilucida en los Juzgados con un buen número de denuncias entre uno y otro que presagian continuas contiendas en los tribunales durante los próximos años.

La batalla más reciente derivó en el embargo cautelar de las acciones que Vizcaíno posee (a través de terceros) en Locos por el Balón llevado a cabo por el Juzgado de Primera Instancia Número 11 de Sevilla a raíz de una demanda formulada por Pina, que reclama a la citada sociedad el pago de la deuda de algo más de un millón de euros a cuenta del préstamo que Doyen hizo a Locos por el Balón del que hizo cargo Calambur, empresa representada por el murciano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios