Fútbol | Segunda División B El Cádiz B visitará a una Balona que tiene solo 12 jugadores de campo

  • A las cinco bajas por lesión de la pasada jornada se suman las sanciones a Bandaogo y Kaya.

Los jugadores de la Balona celebran su gol frente al Sevilla Atlético. Los jugadores de la Balona celebran su gol frente al Sevilla Atlético.

Los jugadores de la Balona celebran su gol frente al Sevilla Atlético. / JUAN CARLOS MUÑOZ

El Cádiz B acudirá el próximo domingo (12:00 horas) al Municipal de La Línea para medirse a una Balona que solo tiene 12 jugadores de campo y dos porteros. A las cinco ausencias por lesión con las que ya hizo frente al duelo de la pasada jornada con el Sevilla Atlético se suman Kaya, que fue expulsado en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros, y Abdoul Bandaogo, que vio en ese duelo la quinta cartulina amarilla de su ciclo. Por lo tanto, el filial cadista sabe que los linenses no tendrán mucho de donde tirar.

La Balona parece decidida a hacer bueno en esta primera vuelta de la competición aquello de montar un circo. En el duelo con el Real Murcia del pasado día 3 había batido su récord de bajas, con seis, pero todo indica que el próximo domingo ante el Cádiz B lo superará y serán siete lo integrantes de la primera plantilla de los que no podrá disponer Jordi Roger.

No están en condiciones de competir los lesionados de larga duración Koroma, Luis Alcalde, Igor Martínez, Javi Forján –que finalmente será operado hoy martes- además de Pito Camacho y de los sancionados Kaya y Bandaogo.

Como quiera que el plantel está formado por 21 futbolistas, el míster tendrá que preparar el encuentro con solo doce jugadores de campo, además de los porteros Javi Montoya y Nacho Mirás. Eso. Eso, si no aparece ninguna nueva adversidad durante la semana.

Existe la remota, muy remota, posibilidad de que Pito Camacho, que se está sometiendo a un tratamiento intensivo, pudiese unirse a la causa siquiera para estar en banquillo. Pero después de las continuas recaídas que ha sufrido el almeriense ni el propio ariete ni los médicos ni el cuerpo técnico parecen muy partidarios de volver a forzar.

En caso de confirmarse que son siete las bajas, el entrenador tendría que reclutar a nada menos que cuatro jugadores del filial en el duelo con el cuadro cadista, lo que da aún más significado a la creación de la Balona B y a que cada día sean más los jugadores del equipo de Pedro García que en uno u otro momento se han unido a los entrenamientos de los mayores.

En cuanto al once no parece que exista la posibilidad de que haya grandes cambios. Haritz Albisua se presume como relevo natural de Bandaogo en la medular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios