Cádiz CF Brian y Jauregi, con 'permiso' del club

  • Los jugadores, que no entran en los planes de Cervera, ni siquiera se ejercitan con el grupo en El Rosal

Brian sube la banda durante un partido de la pasada temporada. Brian sube la banda durante un partido de la pasada temporada.

Brian sube la banda durante un partido de la pasada temporada.

Completada la primera semana de la pretemporada, además del goteo de fichajes que va cayendo y que permite vislumbrar la plantilla que se está confeccionando, una de las cosas más llamativas ha sido observar que por el momento hay dos jugadores que a todos los efectos forman parte del Cádiz pero que en la práctica se encuentran prácticamente como si no tuvieran nada que ver con el amarillo y azul.

En efecto, Brian Olivan, a punto de empezar su cuarta temporada con el equipo gaditano, y Eneko Jauregi, que llegó en 2018 pero se marchó cedido, no han intervenido hasta la fecha en ninguna sesión preparatoria de las celebradas en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de El Rosal. La versión oficial del club, como no podía ser de otra forma, es que ambos futbolistas disfrutan de un permiso especial para no ejercitarse por ahora. Pero no hace falta tener la vista de un lince para comprender que detrás hay mucho más.

El caso del lateral zurdo barcelonés se trata de un blanco y en botella. La relación que mantiene con Álvaro Cervera, deteriorada por no decir inexistente, obliga a la entidad a buscarle un destino. A estas alturas de la película ni siquiera se ha de tener ya demasiado en cuenta que su incorporación costó medio millón de euros.

En cuanto al delantero vasco, su traspaso desde el filial de la Real Sociedad quedó en nada porque casi de inmediato salió cedido, primero al Córdoba y posteriormente al Atlético Levante, por lo que apenas ha tenido la oportunidad de demostrar si vale o no. El hecho de que ni siquiera se haya incorporado al trabajo se antoja bastante revelador. El club no cuenta con él y le busca equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios