Debate en la Zona Franca Instituciones y empresas coinciden en la unión para salir de la crisis

Los participantes en el debate organizado por Diario de Cádiz y Zona Franca. Los participantes en el debate organizado por Diario de Cádiz  y Zona Franca.

Los participantes en el debate organizado por Diario de Cádiz y Zona Franca. / Julio González

La pandemia ha agudizado la crisis económica y social en el conjunto del país, se ha echado de menos la unión de la clase política y, con ello, la de las instituciones. Mientras, las empresas españolas no han podido contar con un rumbo claro sobre el que plantear la recuperación.

Con este panorama, lo visto y escuchado en un debate organizado este viernes por Diario de Cádiz y la Zona Franca gaditana supone una clara ruptura ante este mensaje negativo, aportándonos una imagen de unidad, de claridad en los planteamientos a seguir y de interés de colaboración con sector económico privado que debería de repetirse en el resto de España.

La jornada, bajo el título de "La internacionalización, el origen y el futuro de la Zona Franca de Cádiz", devino en una interesante reflexión sobre la realidad de la provincia, su potencialidad y la necesidad de un acuerdo común para estar preparados para cuando la pandemia pase, por fin, a la historia, y la economía global comience a reactivarse con fuerza. Y ahí, coincidieron todos los participantes, Cádiz debe de estar preparada.

Entre los participantes estaban parte relevante de los pilares de nuestra economía. Dos instituciones públicas de calado: la Zona Franca, con su delegado del Estado, Fran González; y la Autoridad Portuaria de Cádiz, con su presidenta Teófila Martínez. La presencia del Ayuntamiento de Cádiz, que preside el Consorcio y acoge a ambas instituciones, con el concejal de Fomento Carlos Paradas y junto a ellos miembros de colectivos empresariales: la secretaria general de la CEC, Carmen Romero; el presidente de la Cámara de Comercio de Cádiz, Ángel Juan Pascual y el presidente de APEMAR, Nino Copano

Y completando la mesa, Alejandro Sánchez, relaciones institucionales de Olivia Petroleum; Roberto González, director del área de negocio de CAYCO, y Marcelo Monge, director general de Petaca Chico.La charla, que se quedó corta y que invitó a darle continuidad, trasladó una imagen dialogante de los tres representantes de las instituciones públicas a pesar de sus distintos colores políticos: Fran González (PSOE), Teófila Martínez (PP) y Carlos Paradas (Adelante Cádiz). El primero, desde su llegada a la Zona Franca, ha dejado clara su intención de trabajar por el bien común de toda la provincia, participando en proyectos de desarrollo. La segunda también mantiene su interés por un desarrollo global de la Bahía y el interés por participar en planes de expansión basados en la logística, mientras que el edil municipal, más novato en la gestión pública pero ágil y claro en su discurso, sí trasladó con sus palabra la apuesta del Ayuntamiento por ser parte activa de operaciones que beneficien al conjunto de la ciudad.

En cuanto a los empresarios presentes, quedó la imagen, y la realidad, de un colectivo activo, con iniciativas y, sobre todo, con ganas de trabajo que nos aleja de un falso estereotipo del empresario gaditano poco innovador y acomodado.

Con todo, el delegado del Estado en la Zona Franca puso en valor el papel que juega y debe jugar el Consorcio en la mirada al exterior de nuestro potencial económico, mencionando su carácter complementario especialmente al disponer, solo en Cádiz, de cerca de medio millón de metros cuadrados de recinto fiscal, tras añadirse hace unos años los 150.000 de la antigua Altadis, terrenos que ahora están inmersos en un costoso plan de adaptación de sus infraestructuras.

A esto se le une, destacó, que es la única de las siete zonas francas que hay en España que dispone de dos recintos fiscales, tras el desarrollo del que ya está en marcha en Algeciras, lo que supone conectar dos puntos estratégicos de la provincia, evidenciando también la relevancia de que ambas zonas dispongan de sendas autoridades portuarias que trabajan también de forma conjunta.

A todo ello unió Fran González el gran proyecto de futuro inmediato que supone el polígono exterior. Tras un proceso que se ha ido alargando en el tiempo con varios delegados estatales, ahora se acelera la adaptación de un viejo suelo industrial a las necesidades que planteen nuevos promotores, a la vez que se apuesta por las nuevas energías que la propia Unión Europea ha considerado prioritarias a la hora de aportar los fondos de lucha contra el Covid-19.

Aquí, González destacó la buena sintonía que hay con el gobierno municipal de José María González, con el que se está elaborando un ambicioso plan de actuación.

Apoyado en estos pilares, Fran González resaltó que "dentro de la incertidumbre generalizada en la que estamos (debido a la crisis provocada por la pandemia), la Zona Franca de Cádiz es la institución que puede vertebrar, sin localismo, al conjunto de la provincia. Tenemos la vocación de ser la Zona Franca de la provincia y también la vocación de ser la Zona Franca de Andalucía", evidenciando la buena conexión que se tiene con las cámaras de comercio de toda la región "lo que nos permite ofrecer sinergias con nuestro entorno".

En el debate se coincidió también en el papel relevante que tiene el puerto de Cádiz.

Su presidenta, Teófila Martínez, dejó claro que se ha pasado de contar con "puertos cerrados a activos logísticos que suman servicios y recursos económicos y humanos, porque las nuevas empresas buscan ubicarse en espacios bien preparados tanto en infraestructuras como en medios técnicos".

Para Martínez "se debe de aprovechar la crisis provocada por la pandemia para que las empresas vean en nosotros activos logísticos fiables", citando la puesta en marcha de la conexión ferroviaria con la Cabezuela o la liberalización del paso por la autopista.

La presidenta de la APBC, que ya durante su etapa como alcaldesa impulsó la creación de una plataforma logística en Cádiz, indicó que este modelo de desarrollo económico es el que "más empleo puede generar", y más tras los nuevos modelos sociales reforzados por la pandemia, donde es necesario apostar por una industria local de transformación, dando respuesta a las nuevas necesidades de los consumidores.

Desde el Ayuntamiento, Carlos Paradas dejó claro el apoyo decidido del gobierno municipal en estas políticas de desarrollo económico. "Si a la Zona Franca le va bien, a la ciudad le va bien, por lo que compartimos la estrategia tanto en el recinto fiscal como en el polígono exterior, donde nos debemos de centrar y no en más aventuras inmobiliarias, que han sido un lastre".

Defiende también el Ayuntamiento la búsqueda de inversiones más allá de nuestro territorio, con una visión de Bahía y de más allá de ella. Y coincidió con Martínez en que el sector de la logística “crea empleo y riqueza, porque lo que tenemos nuestra mano tendida a la hora de colaborar y facilitar las gestiones administrativas”.

Desde la CEC, Carmen Romero valoró la visión andaluza del Consorcio como un elemento importante para los empresarios gaditanos, sobre todo gracias al crecimiento del sector agroalimentario y "el viraje hacia la economía azul", además del impulso que se puede dar con el refuerzo del departamento comercial.

También una institución que engloba al sector empresarial es la Cámara de Comercio, con un papel, como evidenció su presente Ángel Juan Pascual, "relevante en la internacionalización de las empresas. Nosotros como Cámara de Comercio tenemos una marca mundial desde hace años, que permite abrir puertas. Y ese potencial está a disposición de la Zona Franca de Cádiz".

Desde APEMAR, su presidente Nino Copano asume que la pandemia "debe ser un tiempo de unión para lanzarnos al futuro". Eso sí, dejó claro que para ello era necesario el apoyo de las administraciones a la hora de, por ejemplo, facilitar trámites, y "que no se tarde en contestar quince días".

Copano evidenció la capacidad competitiva de muchas empresas gaditanas gracias a los puertos provinciales.

Olivia Petroleum es un grupo británico que ha entrado con fuerza en la Zona Franca. Alejandro Sánchez, encargado de las relaciones institucionales de esta firma, lo dejó claro en el debate al afirmar que para esta sociedad "Cádiz es su cuartel general del comercio internacional", con un movimiento económico que va en ascenso hasta el punto que afirmó que "la empresa ya lo está monetizando. La ubicación en Cádiz es para el comercio (que mueve Olivia Petroleum) una gran lotería. La propiedad ha tenido muy clara la importancia de la localización, y Londres ve que la de Cádiz es estratosféricamente importante. Somos una empresa de comercio mundial y esta ciudad se ha convertido en pórtico de este negocio. Se dan elementos para que Cádiz sea el epicentro de comercio internacional de la grasa animal como del aceite usado".

Con un mensaje tan optimista, basado en realidades y no en meras esperanzas, Alejandro Sánchez valoró el apoyo que estaban recibiendo tanto de la Zona Franca como de la Autoridad Portuaria, como ejemplo de cómo deben actuar las instituciones a la hora de reforzar la economía.

El operador logístico CAYCO, representado en este debate por el director del área de Cádiz Roberto González, mantiene una larga relación con el Consorcio gaditano. En este pasar el tiempo se ha visto la evolución de las formas de comerciar, constatando que ahora nos encontramos en un proceso similar de renovación.

Constata que "hay muchos negocios interesados por Cádiz. Nuestro trabajo es poner a Cádiz en el centro de todo y para ello es esencial el apoyo y el trabajo de todos".

Deja claro que "el futuro será lo que hagamos hoy, y esta provincia tiene un potencial bestial", reclamando que se le dé valor a la marca "Cádiz". Porque, afirma, "Cádiz se vende sola, y encima el que viene aquí se siente muy a gusto".

Petaca Chico es una de las empresas que acumula un mayor crecimiento en los últimos años. Su director general, Marcelo Monge, trasladó una visión de Cádiz desde el exterior, pues nacido en Aragón llegó a la provincia hace pocos años. Como aspecto positivo, constató que "aquí hay un potencial económico enorme", pero lamentó una disgregación de administraciones y de municipios que no ayudan a un trabajo más efectivo.

Igualmente advirtió que la crisis económica y social que ha provocado la pandemia del coronavirus, no tiene nada que ver con la anterior de 2008, que se centró especialmente en el sur de Europa lo que permitió crecer exportando al norte. Ahora se sufre una crisis global. "Ya no tenemos un mercado estable porque la crisis provoca que se apueste por el proteccionismo y el mercado local, lo que añade una dificultad a nuestro proceso de internacionalización".

Lejos de aminorar la marcha, desde Petaca Chico "trabajamos con muchas ganas para salvar estos problemas", sobre todo gracias a su consolidación en el mercado nacional.

Con todo, considera también que "la inestabilidad política global no es la situación más idónea para invertir, y esta es una cuestión a la que no se le está dando toda la importancia que tiene, porque las empresas lo que necesitan es estabilidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios