Economía

La Zona Franca afronta su gran cambio para volver a su origen

El nuevo delegado de la Zona Franca, Fran González.

El nuevo delegado de la Zona Franca, Fran González. / Julio González

Cada vez más cerca de cumplir su primer siglo de existencia, la Zona Franca de Cádiz afronta una importante reestructuración interna cuyo objetivo final no es otro que recuperar una de sus esencias, por la que nació hace cerca de cien años: la atracción de grandes empresas para crear empleo y fortalecer nuestra economía, hoy machacada por años de crisis, por su escasa evolución tecnológica y por una pandemia que ha roto todos los esquemas de nuestra sociedad.

Ampliado su suelo con la antigua fábrica de Altadis, con un papel relevante en el Campo de Gibraltar gracias a una extensión del Consorcio y en Las Aletas (hoy Lógica) y con presencia en toda la provincia con pequeños y medianos parques industriales, el Consorcio nacido en Cádiz capital asume que debe jugar un papel relevante en la recuperación de la economía de toda la provincia tras los duros efectos que ha provocado, y seguirá provocando, la pandemia.

Con menos de dos meses en el cargo, el nuevo delegado del Estado en la Zona Franca, Fran González, ya se ha sentado con los representantes políticos y económicos de la provincia a los que ha expuesto un plan de desarrollo y una apuesta del Consorcio que cuenta, afirma, con el apoyo del Gobierno central.

Junto a ello, ha iniciado un plan de reordenación del ente que, afirma en una conversación mantenida con este diario, "no supone virar 180 grados sino imprimir un nuevo rumbo".

Este nuevo rumbo tiene una meta que va mucho más allá de las fronteras de nuestra región y de nuestro país, pues el objetivo es atraer hasta el suelo del Consorcio empresas de relevancia, fiables y viables (para evitar que se vuelvan a repetir fiascos pasados) y que estén ya inmersas en lo que ya se denomina como la economía 4.0.

La transformación y fortalecimiento del área comercial es una de las tareas prioritarias. Su misión es clara, complicada y esencial pues tendrá que trasladar a los futuros clientes la potencialidad de la Zona Franca y del conjunto de la provincia y trasladarles "un mensaje de protección sobre su futuro trabajo".

La llegada de más empresas potentes

"Nuestro objetivo es buscar empresas potentes que sean tractoras de la economía", destaca González, contando para ello con buena parte del suelo de la antigua Altadis y el existente en Algeciras, sobre todo teniendo en cuenta que el 87% del recinto interior, el que disfruta del régimen fiscal especial, ya está a pleno rendimiento.

El propio suelo de Altadis va a contar con un plan de comercialización específico. Para este terreno, que costó más de 37 millones de euros, serán necesarios otros 20 millones para reordenarlo y darle todos los servicios que pueden reclamar las empresas que se ubiquen en esta parcela. Junto a las naves ya existentes se ofrecerá suelo libre, para levantar equipamientos a demanda del hipotéticopromotor.

Fran González destaca como un modelo a seguir la fábrica de Harinera Vila Franquina, clásica en el Consorcio y que ha evolucionado y ampliado sus instalaciones, o de Olivia Petroleum, con un evidente carácter logístico, de elaboración y distribución desde suelo gaditano.

"Es necesario mostrarse más al exterior. En una reunión que mantuve con la ministra de Exteriores le planteé la participación de la Zona Franca de Cádiz en las misiones comerciales en el exterior. Igualmente pasa con la Confederación de Cámaras de Comercio, junto a las complicidades que podamos tener con el resto de los consorcios del país". En definitiva: dar mayor visibilidad al ente gaditano.

La existencia de grandes terrenos y de terrenos mediados permiten al Consorcio ofertar una diversidad de espacios amoldables a las necesidades empresariales. En este sentido, los polígonos industriales que están repartidos en diversos puntos de la provincia jugarán un papel relevante para promover la llegada de pequeñas y medianas industrias. Aquí el delegado del Estado constata la necesidad de reordenar esta oferta, buscando la diversificación y una especialización "que hasta ahora se ha visto tapada con la necesidad del Consorcio de recuperar el dinero que se ha invertido".

"Aquí no debemos de tener un sentido localista. Debemos tender a reordenar estos polígonos de cara a tener una especialización y que se vayan ocupando según lo que se dedique cada uno", funcionando así el departamento comercial a modo de una ventanilla única de la provincia. Un puzzle que vaya cubriendo los espacios con la pieza adecuada a cada uno de ellos.

Fran González considera que la Zona Franca de Cádiz debe jugar un papel relevante en el definitivo desarrollo de la Plataforma Lógica, la antigua Las Aletas, una de estas grandes operaciones de futuro para la provincia que acumula décadas de compromisos incumplidos.

"La Zona Franca debe de jugar un papel fundamental en su puesta en marcha. Con los fondos ya existentes, se trata de que el Gobierno central y la Junta activen ya el proyecto. Nosotros estamos muy interesados y podemos actuar junto a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz porque será una infraestructura ubicado en un enclave magnífico", constata González.

"Todo este proyecto, junto a las actuaciones en el resto de los espacios del Consorcio, deben salir adelante con el trabajo de todas las instituciones. Si se hace de forma unilateral no daremos de bruces con la realidad", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios