salud

Cuanto más vello, menos alegría

  • Las clínicas estéticas experimentan un aumento en clientes masculinos

Una cliente se somete a un tratamiento depilatorio.

Una cliente se somete a un tratamiento depilatorio. / german mesa

El culto al cuerpo ha ganado miles de correligionarios en la última década. Y no solo entre el público femenino. Cada vez son más los varones, de todas las edades pero sobre todo de una franja que va entre los 25 y los 45 años, que acuden a centros de estética para recibir tratamientos con los que sentirse más a gusto con su físico. Uno de los avances más significativos que se han producido en los últimos años ha sido la irrupción del láser de diodo que se utiliza en la depilación corporal. Actualmente estos tratamientos, indoloros y definitivos, son los más demandados. Aunque las mujeres dominan las estadísticas, los hombres cada ve se les acercan más.

Víctor Pecci, socio propietario de una de las clínicas que oferta esta solución al exceso de vello en la ciudad, concretamente del centro Beverly Esthetic Centers situado en la calle Santa María de la Cabeza, reconoce que han notado ese aumento en la clientela masculina. "Hoy día hay quien piensa que el hombre se cuida más que la mujer. Antes la depilación se asociaba a algo femenino pero la gente se ha dado cuenta que en la vida se puede ser masculino pero a la vez cuidar tu aspecto".

La depilación láser con diodo atrae cada vez a más hombres que quieren eliminar el vello

A pesar de que podría pensarse que es en verano cuando más se demandan estos tratamientos para acabar con el vello, Víctor aclara que "nosotros mantenemos un número más o menos similar de clientes durante todo el año. También es cierto que nuestros precios tampoco varían y que con las máquinas que nosotros trabajamos se puede realizar el tratamiento en todo tipo de pieles, tanto claras como morenas".

El único pelo que resiste los embates del láser es el cano, el pelo blanco, por eso los especialistas recomiendan no esperar hasta una edad madura en caso de decidirse a llevar a cabo la depilación.

Víctor cuenta que las zonas más demandadas por los varones son la espalda y el pecho, aunque también los brazos. Las mujeres sin embargo "apuestan en esta zona mucho por el vello facial".

La clínica gaditana no es la única que regenta Víctor y su socio, que tienen dos más en Barcelona y otra en la capital de España, abiertas desde hace tiempo. En estas también realizan intervenciones estéticas de todo tipo, algo que en el centro gaditano, que lleva abierto poco más de un año, aún no se han planteado implantar. "Tenemos una clientela fiel y satisfecha con el servicio que ofrecemos, así que iremos paso a paso", comentaba Víctor Pecci.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios