Protesta vecinal en Cádiz

Los vehículos llenan cada día la zona peatonal de Candelaria

  • El Ayuntamiento ignora las continuas quejas de los residentes en la zona

  • El paso de las furgonetas daña el firme del acerado

Coches y furgonetas en una zona peatonal

Coches y furgonetas en una zona peatonal / D.C.

Vecinos de la plaza de Candelaria han mostrado su profundo malestar por el paso indiscriminado de coches y furgonetas por la zona peatonal del recinto, utilizándola como zona de aparcamiento o de carga y descarga a lo largo de todo el día.

La presencia de estos vehículos, muchos de grandes dimensiones, llega a dificultar el acceso de los coches autorizados de quienes tienen garajes en edificios de esta plaza. Se han dado casos también de que furgonetas de reparto han llegado a estacionar en doble fila, impidiendo la entrada o la salida a las viviendas de los edificios. En más de una ocasión, según denuncian los vecinos, los usuarios de la residencia de mayores de la Casa Oviedo han tenido problemas para entrar en este equipamiento de carácter asistencial. Esta institución también ha presentado una denuncia ante el Ayuntamiento.

En la última etapa del gobierno municipal del PP se inició el proceso de peatonalización de toda la plaza de Candelaria, aunque el presupuesto entonces sólo alcanzó al tramo entre Montañés y Sacramento, que desde el primer momento viene sufriendo los rigores del incumplimiento de la norma de peatonalización.

Aunque en cada extremo de esta vía hay discos de circulación que prohiben el aparcamiento de todo tipo de vehículos, la vía está constantemente ocupadas fundamentalmente por furgonetas de gran tamaño para operaciones de carga y descarga.

"Desde el primer momento, ni las reiteradas denuncias al 092 ni a agentes de la Policía Local a pie han producido ningún efecto disuasorio", denuncian los residentes en la plaza a este diario.

Éstos afirman también que cuando se ha requerido a los conductores infractores que retiren los coches mal estacionados, "se ha contestado con agresividad", lo que les hace temer que en algún momento se pueda producir alguna agresión por parte de éstos.

Junto a ello, constatan que la utilización de esta vía por parte del tráfico rodado, además del aparcamiento en la zona, "ha provocado ya daños evidentes en el acerado".

Los vecinos denunciantes critican la dificultad que tienen "para que nos hagan caso desde el Ayuntamiento. Buscar un agente de la Policía Local de patrulla por las calles del centro es casi imposible. Hasta nos han llegado a decir que lo mejor era una denuncia por escrito y evitar llamar por teléfono".

La plaza de Candelaria está dentro del grupo de grandes espacios públicos del casco histórico que tienen pendiente la peatonalización total. Es una idea que, en mayor o menor medida, se inició en la etapa de gobierno del Partido Popular y se ha mantenido con el gobierno de coalición de izquierdas, que ha actuado en zonas puntuales como en el Fragela, Mora o, próximamente, en la plaza de España como uno de los grandes referentes de la apuesta por una ciudad peatonal.

En el caso de Candelaria, la plaza ha ido recuperando en los últimos años un evidente pulso vecinal, dejando a un lado una etapa de cierta degradación social.

La apertura de nuevos establecimientos de hostelería con un alto nivel de calidad, y una cierta variedad de la oferta gastronómica, ha ido unida a la reforma de buena parte de las fincas que conforman una de las plazas más histórica. Junto a todo ello, recientemente una de las fincas se ha transformado en apartamentos turísticos.

En 2017, el colectivo La Zancada, en un informe sobre la peatonalización del casco antiguo valoró la buena relación entre la hostelería y la zona de paso para los viandantes en este recinto, frente a la abundancia de tráfico rodado.

Todo ello contrasta, sin embargo, con el paso de vehículos en buena parte del exterior de la plaza, especialmente en la conexión entre Palillero y Canalejas, con una evidente contaminación acústica y ambiental y con los destrozos que ya se detectan en el acerado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios