Cádiz

El trabajo que se haga este verano, esencial para poder terminar en 2012

  • Listos ya los pilares, la instalación de los tableros acumula semanas de retraso

Tras el parón de las obras del pasado verano, los trabajos en el segundo puente no comenzaron a recuperar el ritmo hasta el último tramo de 2010. Así, en noviembre de ese año se anunciaba que el inicio del nuevo ejercicio, 2011, iba a ser trascendental para el avance del proyecto, con el lanzamiento de los primeros tramos del tablero, operación que se esperaba iniciar en febrero.

Las malas condiciones climáticas del último invierno impidieron, sin embargo, cumplir este calendario. En todo caso, en enero de 2011 se auguraban “meses de impacto entre febrero y el verano”. Tampoco se pudo cumplir aunque, eso sí, se ha logrado llevar al estío con todos los pilares terminados, incluidos las dos pilas de 180 metros de altura, de las que sólo quedan por construir los dos remates sobre los que van sujetos los tirantes que le van a dar a la estructura una imagen espectacular.

Ya en abril se retrasaba de nuevo el calendario y Fomento se marcaba junio como mes para iniciar esta complicada operación. Ahora, concluido éste y terminadas ya las obras de los pilares, la previsión se traslada al mes de julio. Sí está lista la segunda fase de la rotonda del Río San Pedro, a la espera de concluir la última que en parte está directamente relacionada con la finalización del segundo puente.

A pesar de todo este desbarajuste en el calendario, el Ministerio de Fomento aún mantiene el objetivo de inaugurar el puente de La Pepa antes de la finalización de los actos del Bicentenario, siendo la fecha más segura la de octubre coincidiendo con la celebración de la Cumbre Iberoamericana.

Ahora, con el reconocimiento de que Dragados ha reducido ostensiblemente el ritmo de los trabajos, Fomento aún mantiene la confianza en cumplir con los plazos pues considera, a su vez, que este desacuerdo con la constructora es de más fácil solución que el sufrido hace ahora un año.

En todo caso, el trabajo que se haga o se deje de hacer a lo largo de este verano va a ser trascendental. Son los meses más importantes para poder adelantar trabajo y más cuando éste se va a centrar casi de forma exclusiva en la instalación de los tableros, que necesitan de unas condiciones climáticas benignas pues se trabaja también desde el mar y con grandes grúas.

En este sentido, los técnicos que controlan esta obra ya habían destacado que necesitan de dos veranos, el de este año y el de 2012, para adelantar trabajo y para culminarlo y así poder garantizar la finalización de los mismos dentro de los eventos del Bicentenario.

La construcción de La Pepa incidirá también en la propia capital ya que será necesario construir una gran rotonda en el frente de El Corte Inglés. Esta nueva infraestructura viaria tardará en ejecutarse entre dos y tres meses. Si la planificación se cumple, los trabajos en esta zona tendrían que iniciarse en plena temporada de verano de 2012.

El coste del puente se ha disparado desde su aprobación. Las obras ya rondan una inversión de 360 millones de euros. La ampliación de la plataforma para permitir el paso del tranvía y la obligación de dejar un tramo móvil para el hipotético paso de buques gigantes encarecieron sustancialmente el coste de las obras,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios