Comercio

"En el sector comercial tiene que haber un reajuste en los precios de los locales"

  • El propietario de la inmobiliaria Hispania, Ramón Rodríguez de Trujillo, reconoce que ya se está produciendo una caída en la demanda de locales a causa del coronavirus

El escaparate de un negocio céntrico que ha cerrado recientemente. El escaparate de un negocio céntrico que ha cerrado recientemente.

El escaparate de un negocio céntrico que ha cerrado recientemente. / Jesús Marín

"En el sector comercial tiene que haber un reajuste de los precios de los locales, que no te quepa la menor duda". De esta forma tan taxativa, el propietario de Hispania Servicios Inmobiliarios, Ramón Rodríguez de Trujillo, reconoce el alto coste que aún tienen los arrendamientos de los espacios destinados a la apertura de negocios en la ciudad en medio de una crisis económica y social por culpa del coronavirus. Unos alquileres que considera que "ya están en caída", por lo que están en proceso de adaptación a la situación actual. "Los precios de los locales siempre tienen que ver con las expectativas de venta que tienen los propietarios. Los que ponen un precio muy alto pueden poner lo que quieran, pero el cartel de 'se alquila' lo tendrán en el escaparate hasta que se ajuste a un precio civilizado", explica este empresario inmobiliario. 

De su experiencia actual con los arrendadores, cuenta que algunos propietarios "se creen que estamos en la época previa a la crisis", pero lo que después sucede es que "la mayoría pide mucho más dinero del que después aceptan por alquilarlo. Si alguien pide 9.000, al final lo alquila por 5.800 y se puede dar con un canto en los dientes". 

Rodríguez de Trujillo apunta que ya en las últimas semanas se está notando los efectos del coronavirus en los locales comerciales, haciendo incluso mella en los propietarios más reticentes a bajar los precios. "Ya se ve que están bajando los precios. Hay propietarios a los que llamábamos y nos decían no bajaban ni un duro el alquiler que ahora nos han llamado y nos han dicho que el precio es negociable. Eso ya está pasando", comenta. 

Dentro de su análisis sobre la situación del comercio en la ciudad, el propietario de Hispania Servicios Inmobiliarios apunta como primer motivo de los problemas del sector que "la mayoría es pequeño, por lo que sus cuentas están muy ajustadas. Tras una crisis de este calado, en la que han estado cerrados durante tres meses, algunos ya no pueden abrir y otros pierden el ánimo para reabrir". 

Otro aspecto que resalta Rodríguez de Trujillo es que la mayoría de los locales comerciales vacíos se encuentran en las calles de segunda y tercera categoría, por lo que ve que estos espacios, por la dinámica que vive el sector, podrían transformarse para "hacer viviendas en ellos". Para ello, apunta la pujanza del comercio online, lo que está haciendo más daño a los establecimientos tradicionales. "El coronavirus ha sido un hiperacelerador del tránsito del comercio tradicional hacia el comercio online. Hasta mi tía tiene ya una cuenta en Amazon y antes del coronavirus no sabía usar un ordenador. Ya no compra en otro lugar que no sea Amazon, por lo que ya no va a volver a ir a comprar a un comercio", relata. Este cambio afecta más a los pequeños comercios, esos que se instalan estas calles de segunda y tercera categoría, por lo que son los pierden con el cambio tecnológico. 

Por ello, enlaza como tercer problema que "las grandes firmas también están trasladando su negocio a la venta online. En pocos años, con la implantación del 5G, las actuales tiendas serán algo parecido a los showrooms, un sitio para ver los productos, pero no habrá mercancía porque las compras te las llevarán a casa desde el productor". Un cambio en el modelo de negocio por el que está seguro de que "veremos a los modelos paseándose virtualmente". Este nuevo concepto de comercio lo soportarán las grandes marcas, que serán las que se podrán establecer en estas calles de primera categoría. Además, por ser vías de mucho tránsito, se mantendrán los negocios de servicios, ya que "un bocadillo no se puede comer virtualmente", por lo que augura que "la hostelería seguirá funcionando en la medida de que el turismo se recupere". 

Con todo, Rodríguez de Trujillo cree que la calle Columela, a pesar del duro revés que ha sufrido en las últimas semanas, "se va a recuperar. No tengo ni la menor duda. No va a tardar mucho, solo necesita que pase el coronavirus y que los empresarios sepan que se puede hacer vida normal para siempre". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios