El patrimonio de Cádiz El estado del Monumento a las Cortes de Cádiz deja en evidencia a las administraciones

  • Tras la caída de la espada de la figura central, el Ayuntamiento asume ahora la necesidad de su restauración

  • Pide ayuda económica a la Junta y al Estado para financiar las obras

La representación de la Constitución ya sin su espada. La representación de la Constitución ya sin su espada.

La representación de la Constitución ya sin su espada. / Julio González

La espada que portaba la figura representativa de la Constitución de Cádiz, una mujer cubierta por una túnica al modo de una matrona, se desprendió del conjunto artístico por causas naturales y no por una acción vandálica, tras la fractura del vástago que sujetaba la pieza a la mano izquierda de la escultura.

Este suceso ha encendido, por fin, las señales de alarma en el Ayuntamiento de Cádiz que ha anunciado la restauración integral del Monumento a las Cortes de 1812, el de mayor porte de la ciudad y que preside una plaza, la de España, que va a sufrir una profunda reforma dentro de unos meses.

Con motivo de los actos del bicentenario de la Constitución de Cádiz, ya se realizó en 2012 una profunda limpieza del conjunto obra de Aniceto Marinas y que en 2029 cumplirá su primer siglo de existencia. En aquel momento se ejecutaron actuaciones puntuales en las zonas más dañadas pero no se realizó estudio alguno sobre las patologías internas que podría tener el monumento.

Para afrontar una operación de este calado, que supera la capacidad financiera de un Ayuntamiento que, en todo caso, poco invierte en el mantenimiento y restauración de su rico patrimonio histórico, se va a pedir el apoyo tanto de la Junta de Andalucía, recordando que el Monumento es un Bien de Interés Cultural, como del Estado.

Por lo pronto, según informó ayer el Ayuntamiento, la concejala de Patrimonio Histórico, Monte Mures ya ha enviado formalmente una solicitud de una reunión con la delegada provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Mercedes Colombo, para exponerle la situación y la petición municipal respecto a este BIC inscrito en 2012 en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. 

"Apostamos por restaurar el monumento pero, para ello, necesitamos también que la Junta de Andalucía colabore en este objetivo, porque sabemos de su implicación en el mantenimiento de joyas patrimoniales en Andalucía y, desde luego, el Monumento a Las Cortes de 1812 merece también ese trato", señala la concejala de Patrimonio.

Además, la edil también va a mantener una reunión con el subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, para estudiar posibles vías de colaboración al respecto.

Cabe destacar que tanto el Estado como la Junta mantienen una más que discreta relación con Cádiz en cuanto al apoyo de su patrimonio histórico. El estado de sus fortificaciones, la lentitud en la recuperación del Teatro Romano o en la de otros hallazgos arqueológicos y la nula inversión desde hace décadas en la restauración de las dos catedrales de la ciudad son claro ejemplos de este desinterés público.

El proyecto de restauración se concretará gracias a la coordinación de las áreas de Patrimonio Histórico y Urbanismo, y comprende un profundo análisis del estado actual del monumento.

Las estatuas ecuestren visiblemente sucias. Las estatuas ecuestren visiblemente sucias.

Las estatuas ecuestren visiblemente sucias. / Julio González

Hay que tener en cuenta que una cuestión es la visión que se tiene del Monumento, con el mal estado de algunas piezas, la falta de otras y una relativa suciedad en algunas zonas del conjunto, y otra los problemas internos que podría tener, para lo que será necesario hacer, si se hace un planteamiento serio de la actuación a emprender, un análisis con infrarrojos para poder detectar las patologías internas que pueda tener la estructura.

Mientras que se desarrolla todo este proceso, que no se prevé rápido salvo que las administraciones asuman la relevancia que este Monumento tiene para la ciudad, la Delegación de Patrimonio Histórico ha iniciado un procedimiento de urgencia para volver a colocar la espada que sujeta en su mano izquierda la matrona del Monumento de Las Cortes de 1812, desprendida por la repentina fractura del vástago. Una vez retirada por efectivos de Mantenimiento Urbano, la pieza está siendo analizada para proceder a su reparación y posterior colocación, según destaca el Ayuntamiento.

UN ACCIDENTE “SORPRENDENTE”

La caída de la espada sorprendió a Fabián Pérez Pacheco, gerente de la empresa Ars Nova, que se hizo cargo de la limpieza del monumento en 2012.

"Puede que haya sido por un fallo oculto, pero la verdad es que me ha sorprendido mucho, no me lo esperaba", destaca el gerente de una firma que ya ha trabajado en infinidad de restauraciones del patrimonio histórico y artístico de Cádiz desde que se fundó en 1999.

La operación que se ejecutó en 2012, apenas unas semanas antes del inicio de los actos del Bicentenario el 19 de marzo de 2012, se centró fundamentalmente en la limpieza de un Monumento que apenas había tenido intervenciones en décadas de vida.

"En ningún momento se planteó la consolidación de la estructura más allá de lo evidente, examinándose los elementos donde podría haber algún riesgo, pero que en ningún caso suponía una situación de desprendimiento de sus piezas. Lo cierto es que la caída de la espada me ha sorprendido porque lo vi todo muy sano".

El desgaste es evidente en algunas imágenes. El desgaste es evidente en algunas imágenes.

El desgaste es evidente en algunas imágenes. / Julio González

Sí es cierto, indica Fabián Pérez, que el Monumento tiene desperfectos volumétricos. Es decir, piezas que faltan en algunas figuras como el palo de la azada de un labriego, los cuernos de los bueyes o las columnas de la gran figura de Hércules que preside la parte posterior del Monumento y que en 2012 no se repusieron.

En aquel momento el proyecto no incluyó un estudio en profundidad del conjunto escultórico, para lo que hubiera sido necesario utilizar infrarrojos en la búsqueda de problemas ocultas. Advierte en todo caso Fabián Pérez que “si hubiéramos tenido alguna referencia de que existían se hubiera utilizado este procedimiento”.

FIGURAS DE PIEDRA ARENISCA

El proyecto de actuación de 2012, autorizado entonces por la Delegación de Cultura de la Junta, incluía la "limpieza, consolidación pétrea, rejuntado de sillares y tratamiento del bronce".

Los sillares son de piedra de caliza blanca, mientras que la Alegría de la Constitución se ejecutó con mármoles de Carrara blanco y gris con atributo de bronce. La figuras ecuestres de Marte y Pax, que presiden las dos alas del conjunto, también están realizadas en bronce.

Sin embargo, para el resto de las esculturas y relieves se utilizó piedra arenisca, un material con menores defensas ante la erosión si no tienen un mantenimiento más continuado.

En esta situación se encuentran los relieves del Hemiciclo, la Defensa de Cádiz y la Proclamación de la Constitución, los grupos escultóricos de la Ciudadanía y la Agricultura, la figura de Hércules con sus relieves laterales y las cuatro figuras que rematan el pilar central con la Constitución abierta que exhiben.

Es claramente visible la erosión de muchos de estos relieves y la pérdida de piezas en los mismos.

En 2012 instituciones como el Ateneo denunciaron la pérdida de rasgos y volúmenes en algunas imágenes. En aquel momento, Fabián Pérez indicó que "para recuperar volúmenes perdidos en años atrás hay que tener, según obliga Cultura, un estudio muy documentado de cómo fueron las figuras y mucho material gráfico que lo demuestre. No podemos inventarnos una cara sin esta documentación".

Habrá que ver hasta que grado de restauración pretende llegar el Ayuntamiento, y la Junta y el Estado si apoyan este proyecto que, en todo caso, afecta a la primera a la imagen de la Constitución española. Lo lógico sería plantear una operación en profundidad y recuperar la brillantez original del Monumento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios