Cádiz

Las obras en la plaza de España de Cádiz arrancan al ralentí

  • Los coches, pese a la prohibición en vigor desde el domingo, siguen aparcando en una zona azul cuyas máquinas continúan funcionando

  • El único tramo cortado al tráfico es el inicio de la avenida Cuatro de Diciembre entre Beato Diego y la Biblioteca 

Cartel en un árbol con la prohibición de aparcar en la plaza de España.

Cartel en un árbol con la prohibición de aparcar en la plaza de España. / Julio González

Las obras de peatonalización en la plaza de España de Cádiz han empezado esta mañana de lunes, día 17, a un ritmo aún bajo. Un arranque al ralentí comprensible por la envergadura de los trabajos y por la importancia que para el tráfico  en general, y para el servicio público de autobuses en particular, tiene este enclave cuya función y fisonomía cambiará notablemente de aquí al final del próximo verano, la fecha prevista para acabar las obras. De momento, se han concluido las obras en el final de la avenida del Puerto, con lo que han vuelto los dos carriles de entrada a la Rotonda de los Periodistas, se ha trasladado la parada inicial de la línea 1 de autobús y se ha cortado a la circulación el tramo de la avenida Cuatro de Diciembre desde Beato Diego hasta la Biblioteca Provincial. Por el contrario, y pese a la prohibición en vigor desde ayer domingo, los coches siguen aparcando en todo el perímetro de la plaza y, curiosamente, las máquinas de la zona azul continúan operativas.

Poco después de las once y media de esta mañana, los operarios estaban desmontando las vallas que desde antes de Navidad cerraban uno de los dos carriles del tráfico en la avenida del Puerto, en dirección al centro de la ciudad por la Rotonda de los Periodistas. Un alivio para los días venideros y, sobre todo, para los autobuses urbanos, y algunos interurbanos, que usan esta rotonda para acabar su trayecto y situarse en sus paradas iniciales. La rotonda, eso sí, ha perdido uno de sus carriles en dirección a la avenida del Puerto.

Precisamente la línea 1 del servicio público de autobuses es la primera que ha visto modificada su parada con el comienzo de las obras. También esta misma mañana, sobre las ocho y media, se comenzó a abrir una gran zanja junto a la parada del autobús de Cortadura que ha llevado su parada a la acera del lateral del edificio de la Diputación Provincial, justo detrás de las paradas de las líneas 3 y 5.

También son visibles las obras, en este caso para la mejora de la red de Eléctrica de Cádiz, en el tramo de la avenida Cuatro de Diciembre comprendido entre la confluencia de las calles Beato Diego y General Luque hasta cerca de Corneta Soto Guerrero, a la altura de la Biblioteca Provincial y de la parada de taxis de Diputación, una zona ya vallada y en la que se ha interrumpido el tráfico.

Por lo demás, la zona de carga y descarga de la plaza, la más cercana a la bajada desde Mina por  Antonio López, sigue funcionando a tope y los coches continúan aparcando en el perímetro de toda la plaza pese a que los carteles pegados en los árboles advierten de la prohibición de estacionar. Hasta el momento, las máquinas de la zona azul continúan funcionando y los conductores, no todos, pagan religiosamente sus horas situando el resguardo junto al parabrisas de sus coches. Una confusión la de esta prohibición de aparcar y que al mismo tiempo funcione la zona azul que, evidentemente, debe ser resuelta en breve desde Emasa.

También continúan aparcadas las motos junto a la entrada principal de la Diputación, los coches oficiales de este organismo provincial y los vehículos, igualmente oficiales, de la Junta de Andalucía ante el edificio de Fernando el Católico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios