Hostelería

Dos nuevas cafeterías abren en la calle Ancha

  • La franquicia Granier ocupará un local situado junto a la calle Novena

  • La Tertulia inició su actividad hace unos días en el número 17

La cafetería Granier se situará en un local situado en la confluencia con la calle Novena. La cafetería Granier se situará en un local situado en la confluencia con la calle Novena.

La cafetería Granier se situará en un local situado en la confluencia con la calle Novena. / Julio González

La hostelería sigue cogiendo fuerza en la calle Ancha. La que era una vía eminentemente comercial, poco a poco está cambiando su cara para combinar ambas actividades, sobre todo porque las grandes marcas siguen apostando con fuerza por la calle Columela. Dentro de poco, se unirá una nueva cafetería a su oferta. Esta será una franquicia de la marca Granier. 

Las obras ya se encuentran en marcha en un local que se encuentra en la confluencia con la calle Novena. Tras acoger varios negocios, su último ocupante fue la tienda de trajes de novias Marián Lorenzo. En el escaparate ya se puede ver el cartel de Granier y una dirección para la recogida de currículums.

De esta forma, la firma Granier regresa al centro de la ciudad. Esta marca se estrenó hace unos años en un local de la plaza de las Flores que en la actualidad funciona bajo otro nombre. En la ciudad, actualmente cuenta con otra cafetería en el número 32 de la avenida Ana de Viya.

De esta forma, Granier se une a varios de los negocios para desayunos y meriendas que ya existen a lo largo de esta céntrica calle. Esta no es la única novedad, ya que hace unos días abrió sus puertas la cafetería La Tertulia, que se encuentra en el número 17. Este establecimiento lo explotan los últimos hosteleros que han regentado Chamara, otra de las clásicas de la calle Ancha que en la actualidad se encuentra cerrada.

Varios clientes disfrutan de la terraza de la cafetería La Tertulia, en la calle Ancha. Varios clientes disfrutan de la terraza de la cafetería La Tertulia, en la calle Ancha.

Varios clientes disfrutan de la terraza de la cafetería La Tertulia, en la calle Ancha. / Julio González

En este caso, fue la propiedad del local de Chamara quien decidió no renovar el contrato a las personas que estaban explotando este negocio, por lo que decidieron trasladarse tan solo unos metros para seguir con la actividad hostelera, pero bajo el nombre de La Tertulia. 

Precisamente, próximamente se recuperará la actividad hostelera en Chamara. Una vez que la propiedad decidió no renovar el alquiler a sus anteriores arrendatarios, su intención es realizar obras en el local para volver a abrirlo.

Con todo, junto a todas estas novedades y las aperturas más recientes de La Lectora, El Jardín y Panaria, en la calle Ancha se mantienen abiertos y con mucha vida dos de los establecimientos más clásicos de la ciudad, como son el Salón Italiano y el Bar Liba. Incluso, en la cercana Novena, también ha abierto recientemente la hamburguesería Goiko Grill.

A pesar de los cambios en su actividad, la calle Ancha sigue siendo una de las vías principales y favoritas del centro histórico. A lo largo de su extensión, desde San Antonio a la esquina de Novena y José del Toro conviven multitud de negocios desde tiendas de ropa, decoración, hostelería, librería, inmobiliaria, tiendas de móviles, de chucherías, lavanderías o un banco, con varios edificios de apartamentos turísticos. Dos supermercados, de las firmas Carrefour y Covirán, de reciente apertura, se reparten entre su inicio y final.

Sin embargo, hay varios locales vacíos a la espera de ser ocupados. El local ocupado por la mítica Alfa, de máquinas y elementos para coser, está libre tras su traslado muy cerca, a la esquina con Sagasta.

También se ha quedado libre el que ocupaba Milenium, de decoración, que se ha movido a otro lugar de la misma calle. Esperan inquilino también el de Tandem, que cerró este verano, y el que tenía Orange, al lado de la iglesia de San Pablo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios