Suceso

Una mujer se queda encerrada durante una hora de madrugada en la estación de tren del Estadio en Cádiz

  • El personal de seguridad activó el cierre de las puertas antes de tiempo sin percatarse de que esta persona aún no había salido del apeadero

Agentes de la Policía Nacional intentan ayudar a una mujer que se encontraba atrapada en el interior de la estación de tren del Estadio.

Agentes de la Policía Nacional intentan ayudar a una mujer que se encontraba atrapada en el interior de la estación de tren del Estadio. / D.C.

Cuando se realiza un viaje, lo que más apetece es llegar al destino, soltar las maletas y descansar para recargar las pilas, sobre todo si se hace a unas determinadas horas y se va cargado de equipaje. En el momento en el que se llega al destino, lo que una persona menos espera -y lo que a la par puede causar un mayor pavor- es que no se pueda salir de la estación porque ya se encuentra cerrada. 

Un hecho que puede parecer rocambolesco e improbable -y que puede formar parte del argumento de cualquier película de terror- sucedió en la noche del pasado martes en la estación de tren situada en el Estadio, en Cádiz. Una mujer se quedó encerrada en el interior de este apeadero durante algo más de una hora al no percatarse el personal responsable de su clausura que estaba completamente vacía. A las 0.45 horas, la viajera quedó liberada tras intervenir el personal de seguridad de Adif a instancias de la Policía Local, que atendió a esta persona junto a agentes de la Policía Nacional mientras que se buscaba una solución. 

Esta historia parte del tren de Media Distancia que une Sevilla con Cádiz, con salida desde Santa Justa a las 21.50 horas y llegada al apeadero del Estadio a las 23.28 horas. Este es el último ferrocarril del día que tiene parada en esta estación, por lo que, según han explicado fuentes de la Policía Local, lo normal es que el apeadero quede cerrado a las 0 horas una vez que las instalaciones quedan vacías.

Sin embargo, esto no ocurrió en la noche del pasado martes, ya que el cierre se adelantó unos minutos, en torno a las 23.40 horas, el tiempo suficiente para que a la viajera no le diera tiempo de salir de la estación. Al llegar el tren al lugar, esta mujer se bajó de él cargada de maletas, por lo que los pocos metros que van desde el andén al exterior, incluyendo el trayecto para subir a la planta superior, los realizó despacio por los enormes bultos que transportaba. 

La persona encargada del cierre de la estación del Estadio, según han relatado desde la Policía Local, no se percató de que esta persona aún no había salido del apeadero al revisar las cámaras de seguridad, por lo que desde la central se activó el cierre de la puerta principal y las auxiliares. Por solo dos escasos minutos, tal y como han confirmado estas fuentes, esta viajera no pudo salir de la estación. 

En ese momento, lo normal es que una persona entre en pánico al verse encerrada y sola dentro de una estación. Pero una vez pasados los nervios y habiendo comprobado que no existía una escapatoria, esta persona se puso en contacto con la Policía para ser rescatada. Los primeros en llegar fueron unos agentes de la Policía Nacional. Por su parte, a las 0.10 horas de la madrugada del miércoles se recibió el aviso en la Jefatura de la Policía Local, por lo que una patrulla también acudió al lugar y se hizo cargo del asunto. 

Al comprobar los agentes municipales que no se podían abrir las puertas de la estación del Estadio, se pusieron en contacto con el personal de seguridad de Adif, cuyo encargado se encontraba en ese momento en la estación del aeropuerto de Jerez. Este trabajador se tuvo que desplazar desde allí hasta la capital gaditana para poder abrir la entrada del apeadero y que la mujer pudiera salir de su interior, lo que sucedió en torno a las 0.45 horas de este miércoles. Algo más de una hora que a esta viajera se le hizo larguísima, pero que tuvo un final feliz con el rescate. 

Casualmente, este no es el único rescate que se ha producido esta semana, aunque en circunstancias muy distintas. El pasado lunes, una persona de nacionalidad irlandesa quedó encerrada en el interior de un pub en la plaza de San Francisco al quedarse dormido dentro del cuarto de baño en el momento del cierre y no percatarse de este hecho los trabajadores del establecimiento. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios