Cádiz

Las minibodas pierden brillo

  • Descenso significativo, por la crisis, en la reserva de viajes a Disneyland París por las primeras comuniones · La Unión de Consumidores estima en 3.600 euros el gasto medio por familia

Han comenzado las primeras comuniones con las familias echando el freno a causa de la crisis, aunque salvando el expediente muchas de ellas por haber estado ahorrando desde hace muchos meses para un auténtico ensayo de boda después de los miniensayos a los que los niños -y los bolsillos de sus padres- están sometidos con los macrocumpleaños en parques infantiles. De todos los dispendios que ocupan a una comunión en los últimos años, el descenso más acuciado corresponde a los viajes a Disneyland París, que se ha convertido en el icono de los premios que reciben los niños por recibir el cuerpo de Cristo por vez primera. Las agencias de viaje consultadas coinciden en que los padres se lo piensan más a la hora de reservar plazas para Eurodisney. A cambio crecen los viajes a parques temáticos nacionales, de menos coste, como Port Aventura o la Warner.

"Este año está la cosa más floja", dice José Manuel Guerrero, de Viajes Rico. "Los viajes a Eurodisney se cuentan con los dedos de la mano", admite. El público consulta precios para el parque de la ilusión, pero se decanta luego por otras zonas de ocio de España. Guerrero cifra en un 50 por ciento la caída de reservas de viajes a Eurodisney este año para las comuniones.

El mismo porcentaje se ha dejado sentir en Viajes Hispania. "Muchos presupuestos, pocos materializados", indica María Luisa Orte. "El año pasado hubieron muchas más reservas", reconoce.

Desde viajes Iberia, Esther, una de las empleadas, señala que este año "Disney se sigue vendiendo, aunque no tanto como en años anteriores a pesar de que estos viajes se suelen reservar con mucha antelación". Esther también apunta a Selwo Aventura y Selwo marina, en la Costa del Sol, como algunos destinos alternativos contra la crisis.

Viajes Melkart cifra el descenso de ventas de viajes al parque parisino en un 20 por ciento, aunque una de sus empleadas, María del Carmen Reyes, aclara que sigue siendo "el viaje por excelencia" en las preferencias de los niños que hacen la Primera Comunión.

De todas formas, dado el elevado coste del cubierto en los banquetes de celebración de las comuniones, muchas familias sacrifican el tradicional convite por el viaje, que hace más ilusión a los pequeños. Cada vez se hace más difícil que la economía de los hogares gaditanos compaginen viaje a París y comilona por todo lo alto. Por eso, muchos padres sueñan con que los regalos sean dinero para costear el fuerte desembolso.

Y es que el regalo tradicional de las comuniones están en periodo de extinción. De aquellos bolígrafos y llaveros saben mucho en la Papelería Ferreiro, en la plaza de las Flores. Este establecimiento ha sido santo y seña dentro del comercio gaditano en cuanto a los obsequios del 'crimen del mes de mayo'. "Llevamos tres años que apenas vendemos los sobrecitos para que los familiares metan dentro el dinero", explica José Luis Ferreiro. "El dinero le hace más ilusión al padre", asegura Ferreiro. Y del tradicional álbum de firmas, ni rastro. "Han cerrado varias fábricas de Valencia que nos surtían los álbumes", destaca Ferreiro.

Mientras, la Unión de Consumidores de Andalucía señala que esta ceremonia "lleva a las familias a gastarse de media 3.600 euros", una inversión cuya mayor partida se la lleva el banquete. UCE-Andalucía recomienda realizar una comida o merienda familiar, a ser posible en casa, con un número de invitados reducido. "La celebración de una comunión no debe convertirse en una boda", destacan desde la UCE.

Otros consejos de la Unión se basan en elaborar un presupuesto previo acorde con las posibilidades económicas familiares "y ceñirse a él todo lo posible", así se pueden evitar excesos y endeudamientos innecesarios". De la misma manera se impone introducir en el presupuesto los gastos previstos y un margen para posibles añadidos, comparar precios en distintos establecimientos, reservar el banquete con antelación y no recurrir a créditos rápidos que aumenten el endeudamiento familiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios