Desescalda tras el coronavirus en Cádiz

Otro lunes sin Piojito

  • El Ayuntamiento sigue sin aclarar el futuro de este mercadillo ambulante que ya habla de "discriminación" y de "humillación" por parte de las autoridades municipales de Cádiz

Imagen de archivo del Piojito de Cádiz Imagen de archivo del Piojito de Cádiz

Imagen de archivo del Piojito de Cádiz / Jesús Marín (Cádiz)

Ellos creían que si falló el pasado lunes 26 podría haber sido este 1 de junio. Pero finalmente tampoco podrá ser y los gaditanos tendrán que pasar otro lunes sin Piojito tras el cese de actividad desde mediados del mes de marzo.

De toda la vida era la meteorología lo único que impedía el montaje del Piojito en la Avenida de la Bahía. Pero el congelamiento del mundo que llegó de la mano del coronavirus también afectó, como no podía ser de otra manera, al Piojito de Cádiz.

Pero ellos, sus comerciantes, pensaban que alguien contaría con ellos en estos faseados que van haciendo volver a la ciudad a esta nueva normalidad, pero de momento no será así. La incertidumbre y la inquietud entre los comerciantes que dan forma y vida al Piojito de Cádiz se preguntan ya cuál será el lunes que podrán, por fin, empezar a pregonar y a vender sus productos en la Barriada de la Paz.

Pero ayer, José Ángel Cordero, gerente de la Asociación de Comercio Ambulantes del Bajo Guadalquivir, se mostraba desesperanzado y ejercía de portavoz de sus asociados, que ya hablan de “discriminación” a favor de los establecimientos no ambulantes y de “humillación” por el ninguneo al que se están viendo sometidos al no encontrar a nadie nunca al otro lado del teléfono del Ayuntamiento “No pedimos limosnas sino que estamos en la fase que nos corresponde y necesitamos una interlocución con las administraciones”, según Cordero.

Cordero critica que al resto de establecimiento “se les ofrece recomendaciones cuando a nosotros se nos convierte todo obligaciones”. El portavoz de los comerciantes del Piojito insiste en que “se nos están manteniendo confinados cuando realmente el espíritu de la norma y de la desescalada debería ser igual para todos”.

La última opinión vertida por el Ayuntamiento de José María González sobre el futuro del Piojito hablaba de la posible búsqueda de alternativas, pero ya sus comerciantes no se lo creen y ven que ha llegado otro lunes sin Piojito, una situación que les ubica al borde de la quiebra a muchos de ellos.

El Ayuntamiento puso en esa fecha sobre la mesa el posible cambio de ubicación de este mercadillo ante la imposibilidad del desarrollo normal de su actividad con las condiciones que impone el Gobierno central para el proceso de desescalada, que indica que es sólo viable con un aforo del 25% de su capacidad.

Ellos, los comerciantes del Piojito, por su parte, piden no sólo que se les explique cuáles serán las condiciones para levantar sus puestos sino que piden la exención o suspensión del cobro de tasas municipales, al igual que ha ocurrido en otras localidades y otros mercadillos.

Localidades como Puerto Real ya cuentan con su mercadillo ambulante desde el pasado viernes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios