Cádiz

El legado de las Cuatro Torres, al servicio de la Bienal Marítima

  • La arcaica casa abre desde hoy sus puertas para acoger la exposición 'Ahora la Mar' · La muestra acabará el próximo 29 de julio y coincidirá con la Gran Regata

Un imponente edificio se erige en los aledaños del monumento a la Pepa, la casa de las Cuatro Torres. El público contempla desde la lejanía con anhelo y deseo, como algo que nunca será posible visualizar desde sus interiores. El halo de esperanza llega cuando ayer algunos curiosos ven una de sus puertas entreabiertas, las preguntas rondan sobre las mentes que se alimentan de la curiosidad, a veces banal, a veces inteligente.

En efecto y tal cómo llegaron a pensar algunos ciudadanos con cierta ingenuidad, la casa de las Cuatro Torres está a punto de abrazar a la ciudad a la que tantos años ha negado un guiño. La Bienal Marítima de la Provincia de Cádiz (BIMAC) hace realidad una sugerencia que desde hace décadas proponen los ciudadanos.

Un proyecto cultural, económico y social que combinará las vetustas maravillas de las paredes de este edificio emblemático con el ingenio contemporáneo de artistas de la provincia con la muestra 'Ahora la Mar'. La exposición permanecerá abierta hasta el 29 de julio. Esta cita reunirá tanto a artistas como a empresas de la Bahía de Cádiz y cuenta con la intervención de la UCA o la Torre Tavira, que poseen zonas habilitadas en el recinto para exhibir obras.

En una visita guiada por Paco Cano, el director artístico de la exposición, las inquietudes de los siglos quedaban enterradas por el trabajo a contrarreloj de los artistas que bregaban en cada sala para poner a punto sus creaciones coetáneas antes de las siete de la tarde de hoy. A esta hora está previsto que se abran las puertas de las Cuatro Torres para los gaditanos. Un espacio que consta de un patio central, varios pisos circundantes y una azotea coronada por legendarias torres vigías. Elementos arquitectónicos que se constituyen como los principales atractivos de la edificación del siglo XVIII.

La organización prevé utilizar la belleza de las vistas desde arriba para un uso lucrativo, con el fin de apoyar la financiación de la BIMAC 2012. La colaboración privada no solo se corresponde con dotaciones económicas sino con la cesión de materiales requeridos para la consecución de las obras . Para esta ocasión el lugar ha tenido que ser acondicionado por la organización. "La idea es que quien venga se mueva con plena libertad y se sienta como en casa", introducía uno de los promotores.

Los visitantes serán recibidos desde un antiguo mostrador de las oficinas de Astilleros. Por donde pasará por caja todo aquél interesado en visualizar las instalaciones y obtendrá el permiso de acceso a cambio de tres euros. Aunque con la obtención de un bono, que aún no se sabe cómo será expedido, será posible entrar a mitad de precio. "Los artistas trabajarán la ocupación de espacios y plantearán problemáticas relativas al mar como la sostenibilidad, el medio ambiente", aclaraba el director artístico.

La perspectiva temática, siempre enmarcada en lo marítimo. abre la posibilidad a enfoques diferentes, como el mar desde el ocio de la playa o el misterio del anonimato de las pisadas que vagan por el entorno arenoso. Distintas concepciones del arte, múltiples maneras de tratar el fenómeno de la vida en lo referente a los magnánimos Océanos.

"Para rentabilizar el proyecto se han ampliado los días para coincidir con el Carnaval Iberoamericano y la Gran Regata", aclara Paco Cano. Este último matiza que el simbólico espacio ha sido alquilado por unos días con la colaboración de los 20 artistas que copan 'Ahora la Mar'. "La decadencia del edificio supone otro atractivo para hacerlo aquí, esto es algo que se hace mucho en Berlín", puntualiza. El horario habitual de la muestra, que acaba el 29 de julio, será de 12 de la mañana a 10 de la noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios