Cádiz

El histórico Bar Andalucía está reformando su interior y mejorando las instalaciones

  • La previsión de los responsables del local de la calle Columela es que reabra sus puertas este próximo lunes

El histórico Bar Andalucía está cerrado por obras en su interior. El histórico Bar Andalucía está cerrado por obras en su interior.

El histórico Bar Andalucía está cerrado por obras en su interior. / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 5

Un tramo de la calle Columela ha quedado desértico; la característica terraza del bar Andalucía no se ofrece a gaditanos y turistas para sentarse a tomar una consumición. El histórico local de la esquina de la Plaza de las Flores está cerrado desde el pasado 14 de enero para realizar una reforma casi total en su interior. Obras que se prevé finalicen en los próximos días, reabriendo sus puertas a los clientes el próximo lunes (día 11).

En concreto, el Bar Andalucía va a presentar nueva imagen interior, donde se ha realizado una nueva barra, nuevo suelo y nueva iluminación. De igual manera, se ha instalado aire acondicionado, “que es algo que nos venían demandando los clientes cuando llegan las fechas veraniegas”, y se va a sustituir toda la maquinaria por una nueva, según ha detallado el encargado del establecimiento hostelero.

El cambio, por tanto, será notable en un negocio que abrió sus puertas en el año 1946 y que hasta la fecha ha mantenido prácticamente intacta su fisonomía y característica decoración interior. Según explica la gerencia del negocio, las obras que ahora se ejecutan completan la renovación total de un negocio que hace una docena de años renovó por completo la cocina y los aseos.

Por tanto, cuando el lunes se reabran las puertas, el histórico bar Andalucía (fundado en 1946 por Raimundo Rodríguez Martín, siguiendo hoy sus descendientes al frente del negocio) lucirá completamente renovado y con la oferta de siempre, a la que se quiere incorporar “más productos de freiduría”.

La característica terraza de la calle Columela, que albergó a clientes como Fernando Quiñones o Rafael Alberti, volverá a llenarse de sillas y mesas para seguir recibiendo clientes, siguiendo así con una historia que dura ya 73 años y que ya le valió hace una década la Medalla del Trimilenario del Ayuntamiento que reconocía su trayectoria. No en vano, es uno de los pocos negocios tradicionales que se conservan en la que es principal calle comercial del casco histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios