Consecuencias del brote de coronavirus en Cádiz Los fabricantes de mamparas pegan el pelotazo

  • Los encargos por miedo al coronavirus se cuentan por miles, con precios que van desde los 60 euros, dependiendo del material y del tamaño del encargo

Una tienda de Cádiz de las muchas que cuentan ya con mamparas para protegerse del coronavirus. Una tienda de Cádiz de las muchas que cuentan ya con mamparas para protegerse del coronavirus.

Una tienda de Cádiz de las muchas que cuentan ya con mamparas para protegerse del coronavirus. / Lourdes de Vicente (Cádiz)

Él no lo niega. “Ha sido un pelotazo”. Óscar Leal, gerente de la empresa Las Cortes Office Solutions, no lo niega, aunque sí advierte que hacerse con una buena parte de los encargos de mamparas protectoras contra el coronavirus en la provincia de Cádiz ha sido gracias al trabajo y al tesón. “Hemos estado muy despiertos. Nos hemos movido con los mejores proveedores”.

Óscar Leal, junto al resto de socios y trabajadores, ha demostrado saber conjugar “juventud con empuje”.

Esta empresa familiar cuenta con una papelería, ahora muy volcada en regalos náuticos, en la calle Pelota, además de una nave en Río San Pedro, en Puerto Real, donde construye y desde donde distribuye las miles de mamparas que lleva ya fabricadas tanto para tiendas particulares como para, sobre todo, administraciones públicas.

A medida que se empezó a hablar del faseado y de la desescalada, los establecimientos que podían empezar a levantar sus barajas ya tenían entre sus planes colocar mamparas para protegerse lo mejor posible de contagios que nos pudieran llevar a un rebrote y a un nuevo cierre de los negocios. Pero antes, las consideradas labores o empresa esenciales ya estaban mandando a hacer sus mamparas con extrema urgencia.

Muchas administraciones atienden ya al público a través de mamparas Muchas administraciones atienden ya al público a través de mamparas

Muchas administraciones atienden ya al público a través de mamparas

Las Cortes está especializado en cualquier tipo de material y mobiliario de oficina, pero antes de llegada del bicho ya tenían controlada la producción de este tipo de sistemas de protección.

“Aquí, como en todo buen negocio, manda el cliente. Las mamparas las fabrican a medida de sus necesidades y de sus posibilidades económicas. Cada mesa, cada estancia, requiere de unas características de unas medidas concretas”.

Ellos se ocupan también de la instalación cuando el cliente lo requiere y suelen tardar entre 24 y 48 horas en tener lista estas mamparas de protección que se han convertido en un plus de seguridad tanto para el empresario como para sus clientes.

Óscar Leal reconoce que supieron ver a tiempo la forma de meterse en ese nicho de mercado y, de hecho, ya se cuentan por miles el número de mamparas fabricadas, sobre todo para organismos oficiales como la Junta de Andalucía o para algunos hospitales y centros sanitarios.

Esta empresa alerta de la venta de mamparas low cost que no ofrecen estabilidad

Los materiales, según cuenta el gerente de Las Cortes, son fundamentalmente dos, o bien el metacrilato o bien el vidrio de seguriad laminado. Las que suelen fabricar ellos cuentan con unos 6 milímetros de grosor.

Ellos son ya de por sí proveedores oficiales de material de oficina y de informática de muchos de estos centros oficiales, por lo que han sabido estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. “Hacemos la visita, medimos, diseñamos el presupuesto y se encargan”.

En cuanto a los precios, están diseñando mamparas incluso de 60 euros. Aquí el tamaño sí que importa. Y cuenta Óscar Leal que una medida estándar puede ser de unos 80 centímetros de ancho por unos 90 de alto o incluso de un metro. Ya después, la mampara podrá llevar peana o no o ir atornillada al mostrador o no.

Como en todo, alerta el gerente de la empresa Las Cortes, aquí ha habido también mucho intrusismo con ofertas de low cost que no ofrecen ni garantía ni resistencia ni estabilidad, algo esencial en este tipo de estructuras que si se caen puede provocar tanto daño físico como material, al cliente o al propio dependiente del negocio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios