Enfoque de domingo | Turismo Cuando los números no cuadran

  • Cádiz se afianza entre las grandes provincias turísticas del país. Cada vez más visitantes, más premios para sus hoteles y para su hostelería... Pero las encuestas de satisfacción nos hunden. ¿Por qué?

Turistas en la plaza de San Juan de Dios de Cádiz Turistas en la plaza de San Juan de Dios de Cádiz

Turistas en la plaza de San Juan de Dios de Cádiz / Fito Carreto

Más de 2,7 millones de personas visitaron la Alhambra el pasado año, batiendo un récord histórico que lleva al monumento a acercarse a su límite de capacidad. Pocos de estos turistas se atrevieron a viajar a Granada utilizando el transporte ferrovio, simplemente porque ningún tren llega a la capital granadina por culpa de unas obras del AVE que se hacen eternas y que no erio, simplemente porque desde abril de 2015 starán concluidas hasta el próximo año. Mientras tanto, el tren se para en Antequera y desde allí, en autobús.

Este descalabro en este medio de transporte no ha impedido que los turistas que visitaron Granada entre julio y septiembre de este año valorasen el servicio ferroviario con un notable, un 7,3. Curiosamente, los turistas que eligieron la provincia de Cádiz, en el mismo periodo de tiempo, puntuaron el tren con un 6,9, a pesar de las buenas conexiones que hay con Madrid y Sevilla.

Parece una incongruencia. Y lo es. Un dato, una nota, que pone en duda los resultados de la última Encuesta de Coyuntura Turística que elabora la Junta de Andalucía. Un dato al que muchas de las personas relacionadas con el sector del turismo en la provincia, consultados por este diario, se cogen como a un clavo ardiendo para descalificar, con más o menos intensidad, un estudio que en su conjunto (pues se valora una veintena de cuestiones) sitúa a Cádiz en el vagón de cola del turismo andaluz.

La industria del turismo tiene cada vez más fuerza en la provincia. No es nada nuevo. En número de visitantes sólo nos supera Málaga. Por detrás, cada vez más lejos, Sevilla, Granada, Huelva... En el último trimestre rozamos los dos millones de viajeros, un 17,6% más que hace una década, cuando el inicio de la crisis ralentizó al sector turístico.

¿Queremos datos? El puerto de Cádiz capital superará este año la cifra de los 400.000 cruceristas, afianzándose entre los grandes puertos del país; y a la vez, el aeropuerto de Jerez se asienta a su vez por encima del millón de pasajeros, sólo por debajo de Málaga y Sevilla y muy por encima del aeropuerto de Granada, por ejemplo.

Más aún. En los últimos días dos hoteles gaditanos han sido reconocidos con premios internacionales, como mejor resort de lujo y como mejor hotel para eventos y por diseño.

O las playas, con proliferación de banderas azules. Y si no creemos en ellas basta con recorrerlas pues la gran mayoría están lejos de la masificación y erosión natural que sufren otras de las costas de la región. Y la gastronomía, con un claro repunte tanto en las ciudades con playa como las de interior.

Con estos pilares, el turismo debería de tener buena imagen. Pero ese 7,6 global está lejos de la media regional, un 8,2, o el inaudito 8,8 de Jaén. Lo más cercano, un 8 para Huelva.

Antonio de María, presidente de Horeca, la patronal de los hosteleros y hoteleros, es el que se expresa con más dureza cuando busco respuestas a esta calificación tan, a priori, inexplicable.

¿Dónde han hecho la encuesta? No le cuadran ni los datos. Basta ver que en Granada no llega el tren desde hace años por lo que en esta valoración esa provincia debería de haber tenido un cero. Tengo la sensación de que hay mucha cocina a la hora de presentar estos resultados. Para mi es una encuesta muy poco fiable”.

Pero ahí está, y por eso le preguntó qué incidencia puede tener entre hipotéticos visitantes este resultado tan negativo. “Es que es una encuesta que ni yo conozco. A mi, como presidente de Horeca, no me la han mandado. Creo que es un elemento interno nada fidedigno”.

Más comedido se muestra Javier Sánchez Rojas, presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz. “Una encuesta de este tipo siempre puede hacer daño porque se hace viral, promovida por quienes están interesados en hacernos daño ya que son nuestra competencia. Y por nosotros mismos, que siempre tendemos a mirarnos mal”.

A la vez, Sánchez Rojas tiene claro que, aunque haya dudas sobre cómo se ha confeccionado esta encuesta “todo ayuda para mejorar”.

Con los datos en las manos, el dirigente empresarial evidencia que “donde tenemos áreas de mejora son en los servicios públicos, en los transportes y en las comunicaciones”, aunque como a todos los entrevistados la peculiar nota de Granada y el tren le llama de forma notable la atención, “cuando el ferrocarril tanto en la Bahía de Cádiz como en Jerez funciona muy bien”.

Hay otro aspecto que chirría en la encuesta. La provincia de Cádiz es la única que no llega al 50% (se queda en un 49,1%) de quienes vienen aquí por un turismo de playas u ocio. En el resto de Andalucía este porcentaje no baja del 85%. Pero hay más. El 33,8% viene de visita a familiares o amigos, cuando en el resto este motivo raramente pasa del 10%.

Para el presidente de la CEC es otro de los datos incomprensibles. “¿Cuándo se hizo la encuesta? No puede ser en agosto, seguro”. Afirma que este aspecto “desvirtúa los datos globales”.

Ángeles Hidalgo, empresaria gaditana radicada en Sevilla y que trabaja en el sector turístico para toda Andalucía, coincide en esta apreciación. “Para mi este 33% es clave, influye mucho en el resultado. Hay un claro desajuste respecto al resto de la comunidad”. En todo caso, Hidalgo pone sobre la mesa la peculiaridad de la provincia: tres grandes núcleos como son la Bahía de Cádiz, la comarca de Jerez y el Campo de Gibraltar, que la hacen “radicalmente diferente respecto al resto de Andalucía”. “No es comparable nuestra situación geográfica. Aquí hay tres provincias en una y es algo que no se puede extrapolar. No es lo mismo ser turista en el Campo de Gibraltar que en la Bahía de Cádiz. Allí es el Mediterráneo, aquí el Atlántico”.

Advierte que “si en esta encuesta se toma la provincia como una unidad se produce una distorsión de los resultados. En Jaén (que es la que logra la mayor nota media de la región: un 8,8) el potencial turístico se concentra en Úbeda y Baeza; en Granada, es la capital y poco de playa; Sevilla sólo cuenta la capital y Málaga en una provincia más homogénea. Todo ello hay que tenerlo muy en cuenta para analizar todos los resultados”

Coincidiendo con esta reflexión, el profesor de la Universidad de Cádiz, Antonio Arcas, afirma que el modelo de Cádiz nada tiene que ver con Córdoba o Jaén “con más playa y sol que cultura o ciudad, que tiene perfiles muy diferentes de visitantes”.

No obstante, Arcas considera que este tipo de encuestas, aunque se difiera en su ejecución y en su resultado, “es un aviso. El cliente es el que manda y con todos los errores que puedan tener el informe, hay que tenerlo en cuenta. El sector turístico debe vender satisfacciones y cuidar más el producto que se ofrece, dando más calidad. Es un aviso, pero no hay por que rasgarnos las vestiduras sino mejorar el servicio que damos. Busquemos lo que pueda estar oculto en la encuesta, no sólo los números y tengamos muy en cuenta lo que opinan los consumidores”.

En este sentido, Javier Sánchez Rojas alerta sobre la necesidad de mejoras en determinadas infraestructuras públicas, aquellas que rodean y dan servicio a los equipamientos privados que, indica, obtienen buenas notas, ejemplo de una planta hotelera líder en calidad en toda la región y un sector hostelero que se ha modernizado y mejorado de forma sustancial en los últimos años.

Antonio de María también pone como 'debe' del sector turístico en la provincia “la mejora de servicios administrativos, como eso de que cierren los museos públicos en determinados días de la semana, o que nosotros mejoremos la formación de las plantillas, teniendo en cuenta el importante crecimiento que hemos tenido en los últimos años. Pero más allá, tenemos hoteles, restaurantes perfectamente equipados y los mejores parques naturales de la región, donde también tenemos la peor nota, algo igualmente incomprensible”.

Frente a los estudios que publica el Instituto de Estadística de Andalucía, en la provincia es la Diputación la que mantiene un organismo que centraliza la política turística. El Patronato, sin embargo, no elabora desde hace años estudios propios utilizando los que se generan desde la administración regional.

Con todo, la delegada provincial de Turismo, Mariloli Varo, asume que hay que tener en cuenta un estudio en el que, según su análisis, “no salimos mal, salvo en el caso de las comunicaciones”, aduciendo que estas encuestan deben de servir “para ponernos las pilas todas las administraciones. El resultado del taxi (la peor de todos los cuestionarios en la región: un 5,7) es competencia de los municipios; también está el estado del servicio ferroviario en el Campo de Gibraltar, o los puntos negros que en las carreteras se producen en Vejer, Medina o Tarifa y Conil”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios